www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DE MALRAUX A LA SINDE

miércoles 08 de abril de 2009, 12:34h
      De Gaulle se dio cuenta de lo que significaba para Francia su presencia cultural en el mundo. Fue el creador del ministerio de Cultura para estímulo del idioma francés, de las artes, las letras, la música, las ciencias, el cine. Pidió a un gran intelectual, Andre Malraux que se hiciera cargo del nuevo ministerio. Aceptó el ofrecimiento el autor de La esperanza. Malraux tenía la autoridad intelectual suficiente para que le acompañara el respeto general. Picasso, Max Jacob, Gide, Cocteau, Leger, Derain, Braque, Vlaminck eran sus amigos e interlocutores.

      Felipe González advirtió también el alcance de la cultura española en el mundo con un idioma que desplazaba aceleradamente al francés para consolidarse como segunda lengua internacional. Repitió la operación de Charles De Gaulle y nombró ministro de Cultura a un intelectual de prestigio, Semprún, que sólo funcionó a medias. Después el ministerio de Cultura se ha convertido, por desgracia, en un recurso para compromisos del presidente, salvo excepciones, como la de César Antonio Molina, que ha hecho una excelente gestión.

      Zapatero ha tenido ahora la ocurrencia de hacer ministra de Cultura a Ángeles González Sinde. Menudo trecho desde Malraux a la Sinde, del autor de La condición humana a esta mediocre cineasta. Las críticas que ha recibido la nueva ministra han sido apabullantes. No las comparto en su agresividad. Lo que conozco del cine de González Sinde, como guionista y como directora, no me parece desdeñable. Pero el relieve en la vida intelectual de la nueva ministra se reduce prácticamente a cero. Zapatero ha premiado a una incondicional de la ceja circunfleja a costa de algo tan serio como es la cultura española.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.