www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ZAPATERO Y LA SEMANA SANTA

jueves 09 de abril de 2009, 18:00h
      De pronto se ha dado cuenta Zapatero de que eso de prohibir las procesiones, que es lo que le pide el cuerpo, no resulta tan fácil. Una cosa son los panfletos de cartel mural preuniversitario vociferando por la supresión de las procesiones, y otra enfrentarse con el sentimiento religioso del pueblo español, tan profundo que las campañas hedonistas no han hecho mella en el fervor de la Semana Santa. De norte a sur, de este a oeste, en todas las ciudades, en todos los pueblos, las procesiones recorren las calles entre el silencio o las saetas, entre un mar de capirotes y nazarenos, de ciudadanos de todas las edades que conmemoran la muerte del Cristo, del Hijo de Dios Vivo, de la Palabra, del Verbo, que se hizo carne y habitó entre nosotros.

      Pero no quiero entrar en cuestiones de fe sino en el hecho sociológico incuestionable de lo que significa la Semana Santa para el pueblo español. El Gobierno de Zapatero se esfuerza, y hace bien, en que se reconozcan los derechos de las otras confesiones: budistas, hindúes, hebreos, islámicos… Pero, como subraya nuestra Constitución, habrá que atender especialmente a la abrumadora mayoría que representa en nuestro país la Iglesia Católica y que tiene una de sus manifestaciones externas más expresivas en las procesiones de Semana Santa.

      Que se atreva, que se atreva Zapatero a prohibirlas. Se enterará de lo que es una reacción popular masiva. Llevamos muchos años en que un sector de la política española trata de paganizar la Semana Santa. A vista de lo que estamos contemplando este año, no parece que tenga mucho éxito la campaña zapatética.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.