www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

con antonio banderas

Arranca el Festival de Málaga: diez días para demostrar lo que vale el cine español

viernes 17 de abril de 2009, 17:21h
Parece que fue ayer cuando un emprendedor grupo de amantes del cine decidieron lanzarse a la aventura de crear un festival de cine “puramente nuestro”. Han pasado ya doce años y el Festival de Cine Español de Málaga se ha convertido en cita anual.
Desde la primera edición del Festival de Málaga -en la que sólo unos quince periodistas fuimos testigos del nacimiento de esta nueva aventura cinematográfica - hasta hoy, que ya somos cerca de mil profesionales los aquí presentes, han conocido la fama actores que hoy son imprescindibles como Natalia Verbeke, María Esteve, Fernando Tejero o Ernesto Alterio, así como han triunfado películas que rentabilizaron la taquilla como “Al otro lado de la cama”.

Este año, con cambio en la dirección y departamento de prensa del festival, el certamen malagueño está plagado de sugerentes novedades. El atractivo de este fin de semana, sin menospreciar a actores de moda como Amaia Salamanca, Hugo Silva, Carmelo Gómez, Alberto Amarilla o Mario Casas que justifican su presencia con sus nuevos trabajos en la gran pantalla, está en la presencia de Antonio Banderas, que este sábado entrega el Premio Málaga a otro de nuestros grandes, Juan Diego.

El actor malagueño, presidente de honor del festival desde su creación, es la primera vez que asiste a la convocatoria cinematográfica. Su complicada agenda profesional le impidió hasta ahora poder cruzar el charco y potenciar con su presencia el certamen de su ciudad. Mañana sábado, acompañado por Melanie Griffith y su familia, pisará la alfombra roja del Teatro Cervantes, poniendo así el toque de Hollywood que hace tres años ya desplegó con maestría el gran Robert De Niro, que rodaba en Málaga en esos días “El puente de San Luis Rey”.

Dos políticos totalmente opuestos ideológicamente que ya forman parte de la historia de nuestro país han sido los protagonistas de la jornada de este viernes. Santiago Carrillo y Manuel Fraga protagonizan sendos documentales bajo el título de "Últimos testigos". El político comunista tuvo un encuentro con la prensa, al que siguió una cena con un grupo de amigos en un céntrico restaurante del caso antigüo. Cuentan algunos presentes que el revuelo que se organizó con su llegada contrastó con la tranquila cena familiar, que unos metros más allá tenía la explosiva Mónica Bellucci con su marido, el también actor Vicent Cassel, que pasan unos días de descanso en la ciudad malagueña.

La ausencia la ha protagonizado el líder conservador Manuel Fraga, que tras confirmar su presencia en el festival para presentar su documental, tuvo que excusarse hace dos días al coincidir los diferentes actos de toma de posesión del nuevo presidente de la Xunta de Galicia, Núñez Feijoo, con el día de la proyección de la película.

La película española encargada de inaugurar el certamen de este año y presentada este viernes a la prensa, es "La vergüenza". Protagonizada por Natalia Mateo y Alberto San Juan, la película es un drama seco -pero esperanzado- sobre el difícil universo de la pareja. Con el problema de fondo de una adopción conflictiva, la película quiere hablar de cómo ser buen padre, de la dificultad de enterrar los errores del pasado, de la necesidad de enfrentarse a ellos antes de que nos estallen en la cara... Pero, sobre todo, de la importancia de superar la vergüenza que nos supone pedir ayuda cuando estamos al límite.

Con su proyección al público e invitados, esta noche se declarará inaugurada la 12ª edición del Festival de Cine Español de Málaga. De nuevo volverán los rostros famosos a la alfombra roja, los gritos de los fans, los delirios de las adolescentes y el glamour, este año con algunos toques de Hollywood, que convertirán de nuevo a Málaga en el centro mediático de los próximos diez días.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios