www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TIENE RAZÓN FERNÁNDEZ ORDÓÑEZ

martes 21 de abril de 2009, 13:54h
Aznar recibió la Seguridad Social en quiebra. Con las cifras que le dejaron los socialistas, en quince años, tal vez en veinte, no se hubieran podido pagar las pensiones. Se trata de un dato objetivo, de una cuestión de hecho.

     Aznar legó a Zapatero una Seguridad Social saneada con superávit de relieve y unas reservas tranquilizadoras. Si el Gobierno zapatético continua con su política de derroche del dinero público y de despilfarro en el gasto se volverá las andadas. Fernández Ordóñez tiene razón.

     No se trata de catastrofismo. Se trata de soslayar los voluntarismos monclovitas y llevar el problema de la Seguridad Social a un debate de fondo en el Congreso de los Diputados. Se está a tiempo para tomar medidas que eviten empujar de nuevo a la quiebra a la Seguridad Social. Habrá que estudiar si es posible prorrogar los subsidios de paro, mantener las jubilaciones en los 65 años, extender la asistencia médica y sanitaria a todos los inmigrantes. Zapatero dispara al azar sin que la realidad económica respalde sus ensoñaciones. Es fácil decir que se mantendrán e incrementarán todas las prestaciones sociales. Lo difícil es que la realidad económica haga posible lo que se desea.

     El presidente no ha sido capaz de contener el gasto público. Por el contrario, lo ha disparado. Avergüenza el derroche de la Administración central, de la Administración autonómica, de la Administración municipal. Se ha multiplicado la deuda, el déficit público amenaza ya con superar el 10%. Y, claro, Fernández Ordóñez lanza su advertencia molestísima de lo que se avecina en la Seguridad Social. El Gobierno puede esconder la cabeza como el avestruz. Pero las cifras son muy tozudas y más vale que nos enfrentemos a tiempo con el problema y no cuando sea imposible solucionarlo.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.