www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Fuad El Himma barrunta amenazas a la estabilidad política y social

Mohamed VI envía un claro mensaje de advertencia a España

miércoles 29 de abril de 2009, 17:26h
Las relaciones hispano marroquíes vuelven a atravesar una zona de turbulencias. El presidente de la Comisión de Exteriores del Parlamento marroquí, Fuad Ali El Himma, en el trascurso de un mitin en la ciudad de Nador, fronteriza con Melilla, ha apuntado varias amenazas que se ciernen sobre la estabilidad de España.

Su perorata crítica no pasaría de ser un simple hecho de sociedad, si no fuese porque El Himma sigue manteniendo estrechas relaciones con el Rey, de quien es, además de leal vasallo, confidente. Por su intermediación, Mohamed VI ha mostrado su descontento con la política del Ejecutivo que preside Rodríguez Zapatero.

El Himma habló no como miembro del Legislativo marroquí, sino como líder del partido de la Autenticidad y la Modernidad (PAM), una organización creada ex nihilo por el primer súbdito del Rey con la intención de meter a Marruecos en el siglo XXI, y que en los pocos meses de vida que lleva se ha granjeado la enemistad del resto de partidos políticos marroquíes por la abusiva utilización de las relaciones personales del funcionario con el soberano, con quien compartió las clases en el Colegio Real.

Fuad El Himma ha hecho suyas las reflexiones que Francia ha ido destilando con los años hacia España en relación con Marruecos, señalando que ni el régimen de Franco ni los gobiernos sucesivos de la democracia, fueron capaces de desarrollar el Norte de Marruecos, como Francia hizo con la zona bajo su Protectorado.

Hasta el punto de amenazar veladamente a España. "Si en la zona de Nador no se efectúa un desarrollo económico y global acorde con las aspiraciones de los habitantes de la zona –declaró El Himma- España sufrirá graves repercusiones en el futuro". ¿Se refería acaso a nuevas avalanchas en la valla fronteriza? ¿Otro Perejil? ¿Cerrar los ojos ante las oleadas de más y mayores pateras?

El primer vasallo de Mohamed VI llegó incluso a apuntar a España como responsable del subdesarrollo crónico del Norte de Marruecos, olvidando de señalar que durante los 40 años de reinado de Hassan II y los primeros del actual soberano, todos los gobiernos de Rabat boicotearon las inversiones en esa zona, castigando a las poblaciones rifeñas en particular, por su insumisión a la Monarquía.

Es más en los años 90 diversos inversores españoles pretendieron instalarse en la zona, pero fueron rechazados. El empresario ROCA quiso abrir una planta en Nador, pero el entonces ministro del Interior, Dris Basri, siguiendo órdenes del Palacio, le disuadió y le ofreció la ciudad de Settat, de donde era originario el gran visir, a 70 kilómetros al sur de Casablanca. Tabacalera ofreció poner en valor una extensión agrícola reconvertida del cultivo de droga al del tabaco, financiado íntegramente por la empresa hispana. También fue rechazado.

Precisamente olvidó El Himma en su inflamado discurso, que una de las razones del aislamiento de la región norteña, fue con la intención deliberada de dejarla desprovista de una red viaria y de comunicaciones, para de esta manera proteger la producción de hachís, de la que Marruecos saca jugosos beneficios de hasta cuatro mil millones de euros anuales.

Lo mismo que pasó por alto en su perorata que en los años 90 España propuso y financió un plan para el desarrollo sostenible de todo el Norte de Marruecos desde el Atlántico hasta la frontera argelina, íntegramente pagado por el gobierno español, y que fue discretamente archivado por el Palacio alauita. Y que el mismo gobierno madrileño financió el estudio del enlace ferroviario entre la región de Fez (Taurirt) y Nador imprescindible para desenclavar el Norte, lo mismo que el estudio del Enlace Fijo del Estrecho entre España y Marruecos. Sin contar con las múltiples ONGs españolas, ayuntamientos y Comunidades Autónomas, que tienen a su cargo el desarrollo social de las poblaciones rurales y urbanas olvidadas por el gobierno de Rabat. Proyectos que no tienen su equivalente ni en la cooperación francesa ni en la de ningún otro país.

Todo ello ha suscitado múltiples interrogantes en España y en Marruecos sobre las intenciones ocultas del mensaje subliminal que contiene la crítica del líder francófono y francófilo del PAM. Su frase de que « los franceses se han dado cuenta de que Marruecos ha cambiado, y en consecuencia desde hace seis años han adoptado otra postura y tratamiento hacia los marroquíes », es un llamamiento a que el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero adopte la misma actitud y devenga un subcontratista de los intereses de París en la ex colonia.

De cualquier manera también ha llamado la atención el silencio de las Autoridades españolas ante el ataque directo a la política del Gobierno de Zapatero que « ha cambiado los ritos del rezo musulmán y pone trabas a la religión marroquí » (véase, al control por parte de la Administración de Rabat de las instituciones islámicas que funcionan en España). Llegando hasta amenazar veladamente con « serios problemas para España », como los ocurridos en el pasado, en referencia a los atentados del 11 de marzo en Madrid. Sería como mínimo grave que el Gobierno de Zapatero deje sin respuesta tales insinuaciones.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.