www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ATÓNITO PNV

lunes 04 de mayo de 2009, 13:34h
     Como el PRI mexicano, como, en su día, la socialdemocracia sueca, el PNV no ha digerido todavía que el normal funcionamiento de la democracia haya instalado a los nacionalistas vascos en la oposición, tras treinta años de gobernar. El PNV ha sido más que un partido. Ha tejido una red de intereses creados tan descomunal que son muchos los vascos que viven ahora en el desconcierto. Eran tantos los que mamaban de la teta de Ajuria Enea que la incertidumbre atosiga a una parte considerable de la población. Son incontables los que asisten atónitos a una situación hasta hace muy poco tiempo inconcebible.



     Si el lendakari marioneta de Arzallus no hubiera desafiado al sentido común con el Plan Ibarreche; si no se hubiera convertido en el adalid del secesionismo con un “derecho a decidir de los vascos” que ni política ni constitucionalmente se tiene en pie; si no se hubiera dedicado a proteger a veces sin disimulo los intereses de los brazos políticos de Eta, seguramente el PNV no habría perdido las elecciones. Porque las perdió aunque ganara en número de diputados por partido. Lo que se ventiló en las últimas elecciones autonómicas en las provincias vascongadas era el secesionismo. Los vascos votaron secesionismo, sí, secesionismo, no, y lo hicieron mayoritariamente a los no secesionistas a pesar de la escasa libertad con que se pronunciaron porque la dictadura del miedo atenaza a las tres provincias del País Vasco. Votaron no a los secesionistas y ahora toca el turno a los constitucionalistas para enderezar los entuertos del nacionalismo y para desenmascarar las tropelías que se han cometido en las últimas décadas, de manera muy especial a través de una gestión educativa sectaria y excluyente, con grave repercusión sobre el idioma, generadora además del odio contra España y su Historia. Todos nos jugamos mucho, en fin, con que Patxi López acierte.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.