www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

El juramento de Pachi López: folklore y caspa

miércoles 25 de junio de 2014, 17:32h
¿Por qué no ha aprovechado Pachi López la ocasión para cargarse la horterada esa del juramento del lehendakari bajo el árbol de Guernica, que ya cantaba la Traviata cuando lo instituyó José Antonio Aguirre, en 1936, en un vano intento de asemejarse a los Señores de Vizcaya? Es cierto que no hace daño a nadie, pero queda siempre de un cursi que estomaga.

Que los nacionalistas hayan apostado siempre por una liturgia de Antiguo Régimen se entiende, conociendo el paño. El último en jurar solemnemente a la sombra del roble foral antes de Aguirre fue el pretendiente carlista don Carlos de Borbón y Austria-Este, que confirmó los Fueros del Señorío tres años antes de que, por fortuna, se acabasen el Señorío y los Fueros. Y digo que por fortuna, porque, de haber seguido en vigor uno y otros, las Hurdes actuales serían un emporio comparadas con la ría de Bilbao.

López podría haber iniciado su mandato con un ritual político menos casposo, tomando posesión del cargo en la sede del Gobierno Vasco, por ejemplo, y con una sucinta promesa de cumplir y hacer cumplir la Constitución y el Estatuto. Pero no ha logrado sustraerse a la tentación mimética. La imagen que ha dado es la de un penoso quiero y no puedo. Platón desaconsejaba las imitaciones porque ya el mundo infralunar es una torpe copia del cielo de las ideas, y las imitaciones de las imitaciones resultan mucho más chapuceras que sus modelos, envileciendo de paso el Ser que se es. En vez de introducir variaciones creativas en la fantochada nacionalista guerniquesa, el nuevo lehendakari debía haber cambiado hasta de escenario. Porque lo que sus votantes y los votantes de quienes apoyaron su investidura esperan de él es otro estilo de gobierno, y eso empieza por prescindir del folklore del PNV y de otras discutibles etnicidades.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.