www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

La Generalitat quiere que el catalán sea lengua vehicular en Sanidad

La imposición del catalán a los médicos salta de Baleares a Cataluña

lunes 18 de mayo de 2009, 15:01h
Comenzó en Baleares y se extiende a Cataluña. La imposición lingüística en el ámbito sanitario está provocando una preocupante huida de los facultativos hacia otras comunidades autónomas de la Península. La apuesta de los Gobiernos de Antich y Montilla que aspiran a convertir el catalán en la “lengua vehicular” de hospitales y centros médicos causarán graves consecuencias.
Son muchos los médicos afectados por el decreto aprobado en Baleares en el que se exige el catalán como requisito imprescindible para lograr una plaza en el Sistema Sanitario. La imposición lingüística podría provocar el éxodo en los próximos meses de decenas de médicos a otras comunidades autónomas de la Península, lo que perjudicará a la Sanidad de las islas que ya sufre un importante déficit de personal.

El pasado 1 de abril 2.200 profesionales de la sanidad protestaron en la plaza de España de Palma para protestar por el decreto que les impone el catalán (efe)

El secretario general del Sindicato Médico Libre de Baleares (SIMEBAL), Isidoro Torres, ha declarado a este periódico que han agotado todas las vías que tenían a su alcance para impedir que esta medida se aplique. “Nosotros ya no podemos hacer más”, ha confesado a EL IMPARCIAL. Mientras, 40 personas en Ibiza y unas veinte en Mallorca anuncian que abandonarán las islas en los próximos meses. Según Torres, “muchos médicos se están presentando a otras convocatorias que hay en la Península”. Así, la imposición del catalán como requisito imprescindible para ser un buen médico está provocando un “goteo constante” de facultativos que anuncian su salida de Baleares.

Este problema está “emigrando” a Cataluña que ha tomado el ejemplo del Gobierno de Antich. La consejera de Sanidad de la Generalitat de Montilla, Marina Gelí, prepara una campaña para imponer ahora el catalán a los médicos y enfermeros de la comunidad autónoma. Esta iniciativa está orientada en principio a médicos extranjeros, muchos de ellos procedentes de Europa del Este y de Iberoamérica. Tras venir a nuestro país atraídos por la falta de especialistas sanitarios, tras convalidar su título, ahora les toca aprobar los “cursos acelerados de catalán” que prepara la consejera.

Un gran número de facultativos extranjeros también se han asentado en las Islas Baleares, comunidad turística por excelencia. Así, como denunciaron recientemente SIMEBAL y el Sindicato de Enfermería Satse, esta “imposición fuera de toda lógica” provocará que muchos puestos de trabajo queden vacíos y hará más deficitario todavía un sector de gran importancia social que carece ya en estas comunidades de los facultativos suficientes para atender a toda la población.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.