www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

GANÓ MAYOR OREJA A LOS PUNTOS

lunes 25 de mayo de 2009, 23:35h
Combate de pesos pesados bajo el arbitraje certero y moderador de Ana Blanco. Televisión Española, perfecta por la objetividad y la neutralidad. Es de justicia reconocerlo así. Duelo de altura, muy superior al que mantuvieron hace un año Zapatero y Rajoy. Mayor Oreja estuvo preciso, convincente, pausado. López Aguilar demostró su capacidad dialéctica, supo contener su vehemencia, eludió como pudo el fracaso económico del Gobierno Zapatero y se esforzó por descargar de sus hombros el fardo de los 4.000.000 de parados.

     Sobre el incierto ring político de las europeas, el combate estuvo muy igualado. Al margen de las encuestas sobre el debate, algunas siempre manipuladas, mi opinión es que Mayor Oreja se alzó con la victoria. A los puntos. No hubo KO. No hubo fuera de combate. López Aguilar supo zafarse de la política de ocurrencias del ludópata Zapatero y poner los pies en la realidad.

     Lo más divertido del espectáculo circense que acabamos de contemplar es que los espectadores se dieron cuenta de que a ninguno de los contendientes les importa demasiado Europa. Lo mismo ocurre con sus electores. Apenas disimularon que el debate que les interesa es el nacional. López Aguilar empezó arremetiendo contra la política económica del PP. Mayor Oreja le dijo que abandonara el mitin, que se centrara en la realidad de España, que la opinión pública está a la espera de las nuevas mentiras del PSOE, que Zapatero ha generado 4.000.000 de parados. Golpeó con la familia y la inmigración. López Aguilar se defendió esgrimiendo la política de la mujer, pero no pudo replicar a las cifras aportadas por el candidato popular, y fue materialmente barrido en el tema del aborto, porque resulta difícil digerir que las menores puedan abortar sin el conocimiento y la aprobación de los padres.

     Tal vez se equivocaron ambos contendientes al soslayar el problema europeo, aunque Mayor Oreja asentó esta realidad: “Hablar del futuro de Europa es hablar del Partido Popular europeo, que es quien va a ganar las elecciones”. Si en los años 60 del siglo pasado se hubiera levantado la piel de mi generación, se habrían encontrado, grabadas a fuego, estas dos palabras: la libertad y Europa. La libertad nos la ha traído la Monarquía de todos, defendida durante 40 años contra la dictadura por Don Juan III desde su exilio en Estoril, respaldada después, en 1978, por la voluntad libremente expresada del pueblo español. Europa ha consolidado nuestra democracia y ha evitado que las ocurrencias de algún gobernante como Zapatero nos encerraran en un corralito económico y político a estilo argentino. Si no llega a ser por nuestra pertenencia a Europa, la política económica española estaría balanceándose entre Chávez y Evo, y tal vez hubiéramos entrado ya en el corralito que padecieron los argentinos. Más interés, en fin, por Europa, por la Unión Europea, por los futuros Estados Unidos de Europa que tantos, tantos beneficios han derramado sobre España.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.