www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL EX PRESIDENTE NO OCULTA SUS CRÍTICAS A LA GESTIÓN DEL GOBIERNO

González y Zapatero tropiezan por la crisis y la energía nuclear

viernes 03 de julio de 2009, 21:14h
El que fuera jefe del Ejecutivo ha mostrado abiertamente sus diferencias con la política económica y energética del actual Gobierno. Felipe González ha afirmado que él, como ciudadano, habría prolongado diez años la vida útil de la central de Garoña y ha criticado la falta de medidas efectivas para superar la difícil situación financiera.
El ex presidente del Gobierno Felipe González ha manifestado este viernes en Santander sus críticas a la gestión del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero en materia económica y energética.

En el marco de la conferencia "La política de la gran crisis", pronunciada en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) sobre los orígenes, las causas y las consecuencias de la crisis económica que, ha confesado, le "preocupa", aunque también ha opinado "sinceramente" que se puede evitar "lo peor".

González ha afirmado que no hay "ningún fundamento" para pensar en una depresión "mundial", aunque puede ocurrir que algunos países pasen por un "proceso depresivo", al tiempo que ha opinado que no se están adoptando suficientes medidas anticíclicas.

En este sentido, ha criticado que, frente a la crisis, "se están haciendo cosas, pero lo necesario no" y ha opinado que Europa no tiene la sensación de emergencia, por lo que toma las decisiones como si no se estuviera en esa situación, al contrario que en EEUU.

"Estamos en una situación de emergencia, mejor combatirla con eficacia", ha señalado el ex presidente, quien ha opinado que no hay suficientes medidas anticíclicas ni en la UE ni en el G-20 y ha subrayado que las normas tienen que ser globales porque el problema es global y el presidente de EEUU, Barack Obama, "solo no puede". Y ha asegurado que si Europa, Estados Unidos y Japón se pusieran de acuerdo, tendrían la capacidad de regular el 86 por ciento de los flujos financieros del mundo.

A continuación, ha opinado que no se está haciendo lo suficiente para conseguir un marco regulatorio que haga más previsible el futuro y evite próximas crisis, lo que ha confesado que le "agobia".

El ex presidente ha asegurado que una de las cosas que le preocupa de esta crisis, "la primera gorda" de lo que ha llamado una nueva civilización -la de la sociedad del conocimiento y la revolución de la información-, es que se está olvidando por qué se ha producido.

Para González, en esta crisis hay también una responsabilidad política, por una "ausencia voluntaria", en el caso de los conservadores, y obligada, en el de los progresistas, que no han hecho nada para evitarla.

El ex presidente se ha mostrado también preocupado por el endeudamiento de las familias, las empresas y los gobiernos y ha advertido de que España debe, como mínimo, el 240 por ciento de su Producto Interior Bruto (PIB). "¿En cuánto tiempo podemos pagar eso, para que se devuelva sin traumas?", se ha preguntado.

No cerraría Garoña
Felipe González ha afirmado este viernes que él, como ciudadano, hubiera prolongado diez años la vida útil de la central de Garoña, de acuerdo con el informe del Consejo de Seguridad Nuclear, y ha lamentado que nadie abra un debate "en serio" sobre este tipo de energía.

En un coloquio posterior a su intervención en un seminario de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander, González ha afirmado que el PSOE se podría haber "ahorrado" la inclusión en el programa electoral del compromiso de cierre de las centrales nucleares cuando termine su vida útil. "No puede ser un compromiso electoral, es un problema de sentido común", ha afirmado González, quien ha explicado que la estimación sobre la vida útil de una central es inevitable y explicable cuando se hacer una inversión que hay que recuperar.

El ex presidente ha subrayado que el único que tiene "autoridad legal", además de técnica, para decir a los españoles si todavía es útil la central y durante cuánto tiempo es el Consejo de Seguridad Nuclear.

González ha reconocido que el informe no es vinculante y que el Gobierno puede decidir "legítimamente" cerrar ya, esperar a que agote el combustible o respaldar la postura del Consejo, añadiendo garantías o modificando las condiciones del contrato, o no hacer ni lo uno ni lo otro y dar una prorroga de cuatro años más. "Puede hacerlo todo (el Gobierno) y todo lo que hiciera es criticable", ha apostillado el ex presidente, quien ha apuntado que "aquí todo el mundo tiene razón, pero nadie hace un debate en serio sobre la energía nuclear, en favor o en contra, pero en serio".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios