www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

OBAMA Y PUTIN

miércoles 08 de julio de 2009, 13:27h
Para que no haya guerra de Israel contra Irán es necesario que Ahmadineyad renuncie a la fabricación de puntas atómicas, las cuales, instaladas en los precisos misiles que ya posee, podrían arrasar el Estado israelí en unas horas. Si no se controla y disuade al caudillo iraní y al ayatolá que sobre él manda, Israel atacará a Irán por razones elementales de supervivencia. Ya lo hizo contra Sadam Hussein, antes de la primera guerra del Golfo.

     Obama, que carga sobre sus hombros el Afganistán indómito y la escombrera de Iraq, no quiere problemas adicionales en Irán. Por eso se ha ido a Moscú. Está decidido a suspender el meditado plan norteamericano del escudo antimisiles, con sede en Polonia, con tal de evitar el conflicto con Irán. Eso es lo que ha explicado a Putin y a su presidente marioneta. “Si neutralizáis a Irán, Estados Unidos establecerá una alianza con Rusia, suspendiendo su escudo antimisiles”.

     Es una política sagaz. Sólo Rusia, tal vez China, pueden detener a Ahmadineyad, que ha anunciado públicamente su decisión de destruir el Estado de Israel. La alianza ruso-norteamericana tiene probabilidades de contener la acción del iluminado de Teherán. Obama ha comprendido en toda su extensión el alcance de lo que se está cociendo en Oriente Medio, la catástrofe que supondría para un mundo en crisis económica que se desencadenara una conflagración entre Israel e Irán. Y ha actuado en consecuencia de forma generosa e inteligente.



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.