www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CAMPS, ADELANTE

lunes 03 de agosto de 2009, 13:43h
La gigantesca campaña, orquestada por el Gobierno, el PSOE, el periódico adicto y otros medios domesticados, contra el presidente valen-ciano se ha estrellado en los Tribunales de Justicia. El pueblo levantino tenía razón y las votaciones en las elecciones europeas resultaron inequívocas.

      Si Camps hubiera sido imputado, la dimisión habría resultado inevitable. No se puede presidir el Gobierno valenciano con un procedimiento judicial en contra. Al concluir el Tribunal Superior que no hay pruebas que acrediten la prevaricación, Camps queda con las manos libres.

      Mariano Rajoy, pues, acertó al apoyar a Camps con decisión y valor. El juez socialista utilizado por el Gobierno de Zapatero para poner en marcha la operación permanece en entredicho y el Gobierno zapateresco se ha quedado in púribus ante la opinión pública.

      El presidente socialista no podía soportar que Rajoy le ganara en Madrid en las generales y orquestó una campaña para fragilizar la situación popular en la comunidad madrileña y en la capital de España en una turbia operación que luego se extendió a Valencia. Posiblemente algo hay de delictivo en lo investigado porque es casi imposible que una organización de envergadura no adolezca de fallos, corrupciones y abusos de algunos de sus miembros.

      La jugarrete política, sin embargo, ha quedado clara. El resultado también. Camps está absuelto, Rajoy radiante, el PP triunfante y el PSOE víctima del bumerán por él desencadenado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.