www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Dani Jarque

domingo 09 de agosto de 2009, 16:25h
Se ha ido. Precisamente cuando parecía que lo más difícil había pasado. Tras dar cuenta de los últimos años en un estadio que nunca fue nuestra casa. La escasa funcionalidad de las instalaciones del Olímpico de Montjuïc para con el fútbol –me refiero desde el punto de vista del espectador- y la fría cortesía –para ser generoso- de nuestros munícipes lo impidieron. Éramos, a qué engañarnos, unos echados. Nunca hemos sido muy bien vistos –unos dicen que por el nombre, otros que por una supuesta historia-, pero encima, y por méritos totalmente propios, nos tuvimos que ir del solar histórico.

La travesía entre casa y casa, el nuevo campo de Cornellá-El Prat, no fue fácil. Cierto, ganamos dos copas del Rey y llegamos a una final de la Copa de la UEFA. Otro club español, el Sevilla nos la arrebató. En el último instante y en buena lid. Pero no es menos exacto recordar que, junto a los momentos de gloria, las hemos pasado canutas. Que en las últimas temporadas nos hemos salvado del descenso por los pelos. Pues bien, en esas circunstancias, tanto o más que en las victorias, Jarque siempre estuvo ahí. Adelantando a los compañeros de defensa. Dando ánimos. Poniéndole coraje a los momentos difíciles. Serio.

Barcelonés, nacido hace 26 años, empezó jugando al fútbol en el CF Cooperativa de Sant Boi de Llobregat. Toda una declaración de principios. Desde los doce que se incorporó al RCD Espanyol. Algún necio ha habido que se retrató asegurando que no se sabía qué aportación había hecho el Espanyol al deporte catalán, Pues mire, la verdad es que la proposición en sí misma me parece un disparate, pero, por si acaso, podríamos decir que con Jarque ya habríamos cumplido. Vistiendo de blanquiazul creció. Era un tipo cabal. Fuimos afortunados al tenerlo con nosotros, siendo de los suyos.

Un abrazo, campeón.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.