www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

revalidar la victoria

El PSOE necesitará una participación superior al 70 por ciento

sábado 23 de febrero de 2008, 12:02h
Estudios sociológicos muestran que la decisión de votar o no depende de variables tan diversas como la edad, el nivel educativo o incluso el estado civil, y poco de la adscripción ideológica; pero hay también trabajos que advierten de la mayor desmovilización de los electores que se definen como de izquierdas.

Con este planteamiento, en la precampaña electoral socialista y en el inicio de su campaña las llamadas a la movilización de los votantes han sido una constante.

En el PSOE estiman que para revalidar la victoria electoral la participación debe superar el 70 por ciento y reconocen que por debajo de esa cifra las perspectivas no son tan halagüeñas.

Mientras, fuentes del PP explican que, según sus encuestas, obtendrían buenos resultados con una participación de entre el 70 y el 71 por ciento.

Hasta el momento, las elecciones generales de 1982, ganadas por el PSOE, ostentan el récord de participación, con un 79,97 por ciento de votantes.

Se cumpliría la regla de que una mayor participación favorece a la izquierda, pero en segundo lugar (si se exceptúan las elecciones del 77) se sitúan los comicios de 1996, en los que venció el PP y en los que se acercó a las urnas el 77,38 por ciento de los españoles con derecho a voto.

La mayor abstención se registró en 1979 y en 2000, con porcentajes por encima del 31 por ciento.

En el discurso de los líderes del PP no se encuentran los llamamientos genéricos a la participación que han protagonizado muchos de los mítines socialistas.

El jefe del Ejecutivo y candidato a la reelección, José Luis Rodríguez Zapatero, ha enviado el mismo mensaje a los electores en prácticamente todas sus apariciones públicas desde la convocatoria de los comicios: hay que votar porque el PP tiene puestas sus ilusiones en la abstención.

El eslogan del inicio de su campaña -"Vota con todas tus fuerzas"- abunda en esta idea, un lema casi institucional que parte del convencimiento de que una alta abstención favorecerá a los populares.

En la misma línea Juventudes Socialistas dedicarán sus mayores esfuerzos a fomentar el voto entre los jóvenes que se acercarán por primera vez a las urnas el 9 de marzo, para advertirles de que no votar supone "hacer el juego" al PP.

Según el Censo Electoral, desde el 14 de marzo de 2004 han cumplido 18 años 1.711.534 españoles, que podrán ejercer por primera vez su derecho a voto en unas elecciones generales.

Para vaticinar la abstención, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) preguntó en su último estudio preelectoral a los encuestados si pensaban ir a votar y el 72,2 por ciento dijo que "con toda seguridad".

No obstante, cuando se les pidió que precisaran con qué probabilidad acudirían a las urnas, con una escala de 0 (seguro que no voy a votar) a 10 (seguro que voto), sólo el 49,4 por ciento de los encuestados eligió la máxima puntuación, el diez.

El presidente de Cataluña, José Montilla, ha advertido recientemente de que en los próximos comicios habrá más abstención, fomentada, a su juicio, por la "crispación" provocada por el PP; en su opinión, podrá afectar más al PSOE, pero también perjudicará al PP.

Para Montilla, este fenómeno será más evidente en Cataluña, donde se han celebrado desde 2004 elecciones autonómicas, municipales y el referéndum del Estatut y "se nota más el cansancio".

Desde CiU también se ha hecho un llamamiento al voto, convencido su líder, Artur Mas, de que "los catalanistas que se queden en casa como modo de protesta acabarán engordando el poder del PP y del PSOE" y, además, reforzarán al gobierno tripartito catalán.

Fuentes del PSOE reconocen además el temor a una baja participación electoral en Andalucía: están en juego 61 de los 350 escaños del Congreso y las encuestas que dan la mayoría absoluta de nuevo a Manuel Chaves en los comicios autonómicos podrían desmovilizar a su electorado.