www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

reseña

Arturo Pérez Reverte: Ojos azules

miércoles 12 de agosto de 2009, 20:49h
La última publicación de Arturo Pérez Reverte, Ojos azules, muestra de una forma muy plástica el dramatismo, la violencia y el miedo con que los soldados de Hernán Cortés tuvieron que luchar por mantenerse vivos durante su retirada de la ciudad de Tenochtitlán, la noche del 30 junio de 1530. No se trata, sin embargo, de un relato histórico sobre la conquista de América, sino de una vívida descripción de los últimos minutos de la vida de un hombre, llenos a partes iguales de rabia, coraje, angustia y miedo.
La última publicación de Arturo Pérez Reverte, Ojos azules, muestra de una forma muy plástica el dramatismo, la violencia y el miedo con que los soldados de Hernán Cortés tuvieron que luchar por mantenerse vivos durante su retirada de la ciudad de Tenochtitlán, la noche del 30 junio de 1530. No se trata, sin embargo, de un relato histórico sobre la conquista de América, sino de una vívida descripción de los últimos minutos de la vida de un hombre, llenos a partes iguales de rabia, coraje, angustia y miedo.

Pérez Reverte focaliza su relato en la huida agónica de un joven soldado español, de quien apenas conocemos más que el color azul de sus ojos, su origen humilde y su inconfesada pasión por una joven india. Este soldado sin nombre intenta avanzar penosamente entre los cadáveres de sus compañeros, casi tan aferrado al oro que ha conseguido atesorar como a su propia vida.

Cercano en la desmitificación del heroísmo bélico a otras obras del autor –como El húsar–, Ojos azules trasciende el momento histórico en el que se sitúa la acción, y refleja el horror de un baño de sangre que podría corresponder a ésa o a cualquier otra batalla. Sin embargo, pese a que la obra pretende un ser un reflejo más universal que histórico, resulta ciertamente chocante que Reverte no emplee un lenguaje propio del siglo XVI, sino que opte por poner en labios de su protagonista expresiones plenamente contemporáneas, que llamarán la atención del lector, especialmente si no está familiarizado con el habitual tono procaz del autor.

Ojos azules, que ya había aparecido publicado en prensa con anterioridad, es un relato corto que Seix Barral ha tratado de elevar a la categoría de “miniatura magistral” –según afirma en el prólogo Pere Gimferrer–, por obra y gracia de una cuidada edición enriquecida con las ilustraciones de Sergio Sandoval, que logran complementar el texto y captar a la perfección su sentido e intención.

Por Eva Hernández Díaz
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.