www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA PRESIDENTA ARGENTINA SE FORRA

viernes 14 de agosto de 2009, 13:14h
     Mario Vargas Llosa ha publicado un artículo demoledor en el diario El País. Demoledor para la presidenta de Argentina y su malvado marido. No se pueden decir más cosas en menos palabras sobre esta pareja de anticapitalistas que se han forrado el hígado. Mientras los ciudadanos argentinos que ahorraron para disfrutar de una vejez plácida contemplaban cómo la inflación volatilizaba sus reservas, dice Vargas Llosa, los Kirchner amasaban una ingente fortuna. “Héroes y mártires del capitalismo, pues. ¡Flor de pareja!”

     Cristina Fernández de Kirchner suele estrechar su cuerpo recauchutado y su rostro deformado por la cirugía estética con el caudillo bufón Chávez, el pintoresco Evo de Bolivia, el correoso Correa del Ecuador o el castrista Ortega de Nicaragua. Todos ellos abominan muy justamente del capitalismo y del imperialismo. “Sus corazones son de izquierda, sólo sus bolsillos y los vestidos de doña Cristina son de derecha…”

     La desvergüenza del matrimonio Kirchner deja en mantillas a nuestras historietas de Marbella o de Gürtel. Cristina y su perverso marido son unos titanes de la economía y los negocios. Gracias a la protección del alcalde de Calafate, Néstor Méndez, compraron en el año 2005 60.000 metros cuadrados a 69 céntimos de euro. Al año siguiente su visión del negocio les permitió vender ese mismo terreno a 50 euros el metro cuadrado. También en el año 2005 adquirieron 129.000 metros cuadrados más a 69 céntimos de euro. Los revendieron unos meses después a 50 y a 57 euros el metro. ¡Qué genios de las finanzas estos Kirchner!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.