www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ZAPATERO, PALOS DE CIEGO

jueves 20 de agosto de 2009, 12:53h
     Tuvo la ocurrencia de otorgar 420 euros a los parados a los que se les terminó el subsidio de desempleo. No lo hizo por solidaridad ni por justicia social sino por razones electoreras, porque era una fórmula más de comprar votos. Pero, como en tantas otras ocasiones, Zapatero no midió las consecuencias de su ocurrencia. Tomó la decisión sin contar con la repercusión que tendrá sobre el déficit y la deuda pública. Ni siquiera se preguntó si la economía española podía soportar semejante carga. Su planteamiento fue claro: la fórmula adecuada para impedir la huelga general y sumar votos es pagar un nuevo subsidio a aquellos a los que, tras dos años, se les terminó el que cobraban.


     En medio de la improvisación y la ligereza, en medio de la gran chapuza, Zapatero ni siquiera se ocupó de la fecha en que se haría efectivo el nuevo subsidio. Sus subalternos fijaron el 1 de agosto. A partir de esa fecha, a los que se les termine el desempleo cobrarán 420 euros. Y, claro, aquellos que dejaron de percibir la prestación antes del 1 de agosto han puesto el grito en la Moncloa. Zapatero se ha asustado del bumerán y estudia con toda celeridad extender la prebenda no se sabe bien a qué fechas ni a quiénes.


     ¿Puede una nación seria seguir gobernada por un hombre ignaro que pone en marcha sus ocurrencias más insolventes sin medir las consecuencias? Son muchos los socialistas que aseguran que, gracias a Europa, Zapatero no nos ha metido en un corralito argentino. El presidente circunflejo es un disparate económico y político. Nos condujo de la prosperidad a la crisis, de la crisis a la recesión. Y de la recesión nos encamina hacia la catástrofe, dando palos de ciego y actuando sin ton ni son, en medio de la frivolidad, la improvisación y la ligereza, bien respaldado por una ministra que reconocía al ser nombrada que no sabía una palabra de economía.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.