www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LEIRE, BIBIANA, EL SALUDO FASCISTA, LOS PUÑOS Y LAS PISTOLAS

jueves 10 de septiembre de 2009, 12:47h
Europa ha superado la dialéctica de los puños y las pistolas que propugnó la Falange española, el fascismo mussoliniano, el nazismo de Hitler, el comunismo de Stalin. Durante muchas décadas los europeos se debatieron entre los dos horrores. Derrotados Hitler y Mussolini, fascismo y nazismo quedaron instalados en los albañales de la peste política. Vencedor Stalin en la Guerra Mundial, el comunismo esclavizó a media Europa y allí se mantuvo hasta que el Papa Juan Pablo II lo quebró en Polonia y la caída del muro de Berlín lo descuartizó en el resto de Europa.

     El brazo en alto del saludo fascista o el puño amenazador comunista fueron símbolos de aquellos movimientos totalitarios causantes del sufrimiento de sociedades históricamente admirables como Italia, Alemania, Portugal, España, Rusia, Hungría, Checoslovaquia, Yugoslavia, Rumania, Bulgaria, Polonia, Estonia, Letonia, Lituania…

     Tal vez por eso, contemplar a la plana mayor del PSOE con el puño en alto, aunque sea el izquierdo, produce el estremecimiento por aquella “famélica legión” que sumió a media Europa en el totalitarismo y la dictadura.

     Se trata sólo de un estremecimiento, claro. El PSOE es un partido ejemplarmente democrático en esta Monarquía de todos que Felipe González contribuyó de forma decisiva a construir. Dentro de la Europa unida no podía ser de otra manera. Pero no estaría de más que los dirigentes socialistas cuidaran las formas y contuvieran querencias que alarman a muchos ciudadanos y que escandalizan a los más.



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.