www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

reseña

Christiane Nüsslein-Volhard: Génesis y desarrollo de la vida

jueves 10 de septiembre de 2009, 20:09h
La colección Drakontos de Crítica nos ofrece este interesante libro de Christiane Nüsslein-Volhard, Premio Nobel de Medicina en 1995, descubridora de los genes que guían el desarrollo de animales, incluyendo los seres humanos. Génesis y desarrollo de la vida explica los mecanismos que conducen a la creación de patrones y formas vitales, mecanismos que originan y mantienen el orden de la vida, haciendo posible el paso de lo sencillo a lo complejo.
La colección Drakontos de Crítica nos ofrece este interesante libro de Christiane Nüsslein-Volhard, Premio Nobel de Medicina en 1995, descubridora de los genes que guían el desarrollo de animales, incluyendo los seres humanos. Génesis y desarrollo de la vida explica los mecanismos que conducen a la creación de patrones y formas vitales, mecanismos que originan y mantienen el orden de la vida, haciendo posible el paso de lo sencillo a lo complejo. Describe con claridad la biología del desarrollo, explicando cómo se dividen, crecen y mueren las células, ayudando a comprender el desarrollo animal a partir de formas menos organizadas. Además del contenido puramente relacionado con la biología, con múltiples ilustraciones que facilitan su entendimiento, se plantean cuestiones “biopolíticas” de gran actualidad.

Los descubrimientos realizados por la embriología y la genética abren las puertas a la capacidad de influir sobre la vida humana. Esto nos lleva a un debate que se encuentra lejos del consenso. La utilización de embriones para la investigación médica origina preguntas clave: ¿A partir de qué momento podemos considerar que un embrión humano es realmente humano? ¿Son seres humanos los embriones ya desde su concepción y merecen la misma protección que un recién nacido?

Según la respuesta dada se argumentará a favor, o no, del uso de células madre embrionarias para la curación de enfermedades terminales. Aunque no corresponda a la biología la condición moral del embrión, Nüsslein-Volhard propone, frente a los argumentos que afirman la continuidad del proceso de la vida humana iniciándose con la fecundación, el punto de vista biológico, discontinuo, donde sólo con el nacimiento se completa el potencial desarrollo que existe con la anidación. Defiende una adecuada regulación que prohíba “de facto” la clonación humana, así como un uso correcto que contribuya a la investigación médica y al alivio del dolor y el sufrimiento, siempre con la debida cautela.

Por Joaquín Fernández Mateo
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios