www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

espera con optimismo el ingreso

Albania: de la pobreza a la Unión Europea

domingo 20 de septiembre de 2009, 14:51h
Desde hace mucho tiempo, Albania sueña con entrar a formar parte de la Unión Europea, algo que sería muy bien recibido por la mayoría de sus ciudadanos, que todavía son conscientes de las limitaciones de su país y saben que el camino a recorrer va a ser duro y difícil. Pero su optimismo no cesa y por el momento esperan avances con tranquilidad y sin impacientarse.
Una fecha muy importante y que siempre quedará en el recuerdo de los albanos es el 28 de abril de 2009. Aquel día, el primer ministro albanés, Sali Berisha, entregó a su homólogo checo, Mirek Topolanek su solicitud de ingreso en la Unión Europea, algo que fue apoyado por la República Checa pero que no fue aceptado por algunos países como Francia o Alemania, que prefieren esperar a hacer más ampliaciones hasta que no entre en vigor el Tratado de Lisboa. Además, un informe publicado por la Comisión Europea en 2006 aseguraba que un 44% de los habitantes de los Estados miembros se oponían al ingreso albano en dicha organización. Aunque, bien es cierto, que eran otros tiempos.

“Tarde o temprano entrará a formar parte de la Unión, pero no hay que precipitarse, hay que ir cumpliendo unos requisitos y cuando el Consejo Europeo decida que entre”, afirma Florentino Portero, profesor de Historia Contemporánea de la UNED.

Durante muchos años, Albania estuvo bajo la influencia del partido comunista, lo que le ha marcado mucho y es probable que ese hecho pueda perjudicarle a la hora de entrar en la Unión Europea. Además, la década de los 90 fue uno de los peores momentos de su historia, ya que el país rozó su descomposición, entre otras cosas por el colapso de unos sistemas bancarios que perjudicaron gravemente al país. El problema estaba en que los depósitos generaban unos intereses muy altos, lo que provocó un malestar general de la población, que llevó a muchos de sus ciudadanos a emigrar a otros países.

Arben Beleri, que lleva ya 17 años viviendo en Madrid, fue una víctima de aquella descomposición y recuerda esos momentos con tristeza. “Al ver esa situación opté por hacer lo mismo que toda la juventud albana que fue salir de ahí y empezar de cero en otro lugar”. Asimismo, recuerda en declaraciones a El Imparcial que su llegada a España fue complicada pero que “con el paso del tiempo encontré un trabajo digno y hoy puedo sentirme orgulloso de haber tomado la decisión correcta”.

Estampa de Tirana. Flickr

Actualmente, la economía albana depende en un 85% de la agricultura y de la minería, con nulas infraestructuras suficientemente operativas. Aunque los programas que tiene firmados con la Unión Europea están permitiendo ciertas mejoras en los equipamientos básicos para que el país, poco a poco entre en vías de desarrollo.

“En comparación con España hay abismos. Albania fue comunista muchos años y no siguió el mismo ritmo que el resto. Además su bajo nivel educativo y sus recursos humanos son muy distintos a los que tenemos aquí”, asegura el profesor Portero, en declaraciones a El Imparcial.

España, por el momento, no ha puesto ningún impedimento a la entrada de Albania en la Comunidad Europea. De hecho, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, el pasado mes de Mayo realizó una visita a Tirana, donde reconoció que su entrada es “irreversible”, y, además, prometió todo su apoyo para agilizar el proceso de integración albana a Europa. También, en 2007, recibieron la visita de George Bush, que por entonces era el presidente de Estados Unidos, para tratar el tema de la situación en el Kosovo.

En su entrada a la comunidad europea, pueden acompañarles países como Bosnia Herzegovina, Montenegro, Serbia y Kosovo. Todos ellos se encuentran en la zona de los Balcanes, un lugar que interesa mucho a la Comisión Europea para el futuro, aunque todavía tienen que superar bastantes trámites y hacer mejoras en sus diversos sectores para cumplir los mínimos que requiere pertenecer a la Unión.

En Albania, esperan con ilusión y con ganas que llegue el gran día en que su país ya esté entre los grandes del continente y puede verse beneficiado de un privilegio, como es el de pertenecer a la Unión Europea. Por el momento, poco a poco, intentan ir superando las pruebas que le ponen. En 2009 cumplió uno de sus objetivos de entrar en la OTAN y a día de hoy, continúa su proceso acercamiento a Occidente.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios