www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Versión concluida por Friedrich Cerha

[i]Lulu[/i]: una femme fatale para dar comienzo a la temporada lírica del Real

jueves 24 de septiembre de 2009, 19:10h
La nueva temporada lírica del Teatro Real que se inaugura el próximo lunes 28 de septiembre está dedicada a la figura de la mujer en la historia de la ópera. Serán diez retratos de mujeres muy distintas, los que ofrecerá el coliseo madrileño durante su decimotercera temporada y para empezar, nada mejor que hacerlo con el de una femme fatale, víctima y verdugo en un mundo de hombres: la protagonista de la inacabada ópera de Alan Berg, “Lulu”, en la versión concluida por Friedrich Cerha y estrenada en París en 1979.
La nueva temporada lírica del Teatro Real que se inaugura el próximo lunes 28 de septiembre está dedicada a la figura de la mujer en la historia de la ópera. Serán diez retratos de mujeres muy distintas, los que ofrecerá el coliseo madrileño durante su decimotercera temporada y para empezar, nada mejor que hacerlo con el de una femme fatale, víctima y verdugo en un mundo de hombres: la protagonista de la inacabada ópera de Alan Berg, “Lulu”, en la versión concluida por Friedrich Cerha y estrenada en París en 1979.

Se trata de una nueva producción del Teatro Real y el Covent Garden, concebida por Christof Loy y realizada en Madrid por Axel Weidauer y por el coreógrafo Thomas Wilhelm, que, a través de una escenografía minimalista y carente de color, quiere resaltar especialmente el drama interior que viven los numerosos personajes de la obra durante una sucesión de tragedias desencadenadas por pasiones e impulsos irrefrenables provocados por el personaje principal, Lulu, una fascinante y controvertida femme fatale, que desempeña los papeles de esposa infiel, amante caprichosa, objeto de deseo, artista de cabaret, asesina, fugitiva y prostituta. Un complejo rol que será interpretado por la sueca Agneta Eichenholz y la danesa Susanne Elmark, que debuta, además, el papel protagonista de esta obra, que sólo había sido representada en Madrid una vez: hace 21 años en el Teatro de la Zarzuela.

Escena de Lulu, hasta el 16 de octubre en el Teatro Real

En su presentación este jueves en una rueda de prensa celebrada en el teatro, los asistentes, el maestro israelí Eliahu Inbal, director musical de La Fenice de Venecia y encargado de la dirección musical de Lulu al frente de la Orquesta Titular del Teatro Real, las dos cantantes escandinavas que interpretan a Lulu, la mezzosoprano Jennifer Larmore, el director de escena Axel Weidauer y el coreógrafo Thomas Wilhelm, han coincidido en la dificultad de una obra que utiliza el lenguaje dodecafónico para narrar una historia dura, con personajes terribles, unas veces criminales y otras, simplemente débiles, en la que Lulu no es simplemente una mujer, sino, en palabras de Inbal, también una metáfora de la sociedad occidental en su camino hacia la destrucción y la muerte de la democracia.

Es, por ello, una ópera que no todos los teatros se atreven a programar, una obra complicada que supone el final de un ciclo y el comienzo de otro, todo un reto para el propio teatro y, por supuesto, para la orquesta que ha de estar muy bien preparada y para los cantantes, especialmente para Lulu, que permanece en la escena durante las más de tres horas que dura esta ópera, dividida en un prólogo y tres actos, con un libreto escrito por el propio compositor a partir de dos tragedias del dramaturgo alemán Frank Wedekind: “Espíritu de la Tierra” y “La caja de Pandora”. Pero, en todo caso, una ópera imprescindible que no podía faltar en el escenario del Teatro Real.

Lulu estará en el Real hasta el 16 de octubre y, a pesar de su complejidad y de que se ha venido considerando en muchas ocasiones escandalosa o polémica, sólo quedan ya 1.110 entradas del total de las 15.750 localidades disponibles.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios