www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

piratería en Somalia

Los armadores ordenan a los patrones que abandonen el caladero del Índico

viernes 02 de octubre de 2009, 10:21h
Los patrones que faenan en aguas del Océano Índico han recibido la orden, por parte de los armadores de la flota atunera española, de que abandonen el caladero, como medida preventiva. Hasta el momento, no se ha podido hacer ninguna comunicación con el "Alakrana".
Los armadores de la flota atunera española, compuesta por 17 buques, han dado orden a todos los patrones que faenan en aguas del Océano Índico para que salgan del caladero, como medida preventiva, hasta que se puedan garantizar las condiciones de seguridad que permitan volver a la pesquería.

La Confederación Española de Pesca (Cepesca), de la que forman parte la Asociación Nacional de Armadores de Buques Atuneros Congeladores (Anabac) y la Organización de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congeladores (Opagac), ha declarado a Efe que "lamenta" el secuestro del atunero vasco "Alakrana", con base en el municipio vizcaíno de Bermeo.

Ha asegurado que la flota atunera que faena en el Índico está coordinada con el Gobierno de España y el mando de la operación "Atalanta" para resolver el secuestro del atunero español, "con la prioridad de garantizar la seguridad de los 36 tripulantes que están a bordo".

Ha subrayado que, hasta el momento, no se ha podido hacer ninguna comunicación con el barco y espera que "en breve" se pueda solucionar este conflicto, "para mayor tranquilidad del resto de la flota que opera en la zona y de los familiares de los tripulantes a bordo del barco".

El "Alakrana" estaba lejos de la zona de seguridad al ser secuestrado
El pesquero "Alakrana", secuestrado en aguas de Somalia, se encontraba a unas 800 millas de la zona de operaciones de la misión Atalanta en el momento de ser apresado por piratas somalíes, según ha informado el comandante del Mando de Operaciones del Estado Mayor de la Defensa, general Jaime Domínguez Buj.

De esta forma, Defensa, en rueda de prensa, ha confirmado el secuestro, la pasada noche, del atunero "Alakrana" a 400 millas de las costas de Somalia, algo que ha sido calificado como "incidente" por el general Domínguez.

El avión de vigilancia español P-3 Orión confirmó sobre las 9:30 horas (hora local) la presencia de dos personas armadas con rifles en el atunero español, que iba remolcado por un esquife, típica embarcación utilizada por los piratas somalíes.

El general Domínguez evitó dar más información sobre el secuestro por razones de seguridad y prudencia.

El "Alakrana" navega con 36 tripulantes, de los que 16 son españoles, 2 malayos, 3 senegaleses, 4 de Ghana, 2 de Costa de Marfil, 8 indonesios y uno de las Islas Seychelles.

Preguntado por qué el atunero español se encontraba fuera del perímetro de seguridad de la Operación Atalanta (a 413 millas de la costa de Somalia y a 800 de la fragata española), el general Domínguez Buj ha afirmado: "Cada uno es dueño y responsable de sus actos".

En su comparecencia ante los periodistas, el responsable de las misiones militares en el exterior ha hecho un relato pormenorizado del diario de operaciones, que arranca a las 05:40 horas cuando la fragata de combate "Canarias", desplegada en la zona, comunica al Estado Mayor que a 800 millas ha sido atacado un pesquero español.

Tras varios intentos sin éxito de comunicarse con el pesquero, la fragata informa de que el avión P-3 español se dirige a la zona, donde sobrevuelan ya dos aviones de vigilancia, alemán y francés, de la misión Atalanta.

Al mismo tiempo, los servicios de inteligencia confirman que el pesquero español no responde a las llamadas, por lo que a las 7:36 todo apunta a que se trata de un secuestro, ha precisado el general Domínguez.

En ese momento, la "Canarias", con más de 200 militares a bordo, se desplaza a toda velocidad a la zona, donde se estima tardará unas 35 horas en llegar, según ha concretado.

Según prevé el Estado Mayor, el P3-Orion español volverá en breve sobre la zona del secuestro para recabar más información.

El general Domínguez Buj ha revelado que la fragata española había advertido ayer, en un informe, sobre la presencia en esa zona de embarcaciones somalíes con intenciones sospechosas, que fue trasladado a los atuneros que faenan en esas aguas.

El atunero "Alakrana", con base en Bermeo (Vizcaya), se llevó un susto el pasado 4 de septiembre cuando un grupo de piratas intentó secuestrar la embarcación mientras faenaba más cerca de las islas Seychelles que de la costa de Somalia. El "Alakrana", que inició la campaña el 31 de agosto, cuenta con 30 tripulantes, diez de ellos gallegos, otros diez vascos y el resto de diversas nacionalidades.

Los intentos de secuestro de pesqueros en las costas somalíes se producen en plena campaña atunera y dentro de la polémica sobre la conveniencia de incorporar militares en los buques españoles, como solicitan los armadores y rechaza el Ministerio de Defensa. Sin embargo, el mando de la operación Atalanta afirmó, en un comunicado hecho público el pasado 15 de septiembre, que algunos pescadores españoles que faenan en aguas de Somalia han informado de ataques piratas que han resultado ser "falsas alarmas".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios