www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Artículo

Mercedes Sosa: In memoriam

lunes 05 de octubre de 2009, 09:18h
América Latina llora la pérdida de una de sus grandes artistas. La voz de "Gracias a la vida", "Duerme negrito", "Sólo le pido a Dios", "Canción con todos", "La Cigarra" y "Todo cambia", se apagó definitivamente este domingo para dejar un legado, que más que hermosas canciones, son los himnos de una región entera.
“Si se calla el cantor calla la vida?
porque la vida, la vida misma es todo un canto
si se calla el cantor, muere de espanto
la esperanza, la luz y la alegría.”
Horacio Guaraní.

No hace falta ser un músico o un melómano para apreciar el valor que esta gran mujer tuvo en la historia de los últimos 50 años en Latinoamérica. Y digo historia porque ella particularmente “afectó” la música de todo este inmenso pueblo, desde México y Cuba hasta la Patagonia, trascendiendo a España y Estados Unidos. Al consolidar todo este movimiento cultural al cual pertenecerían un sin número de artistas que levantaban la voz para decir no más a los diferentes fenómenos políticos y económicos que acontencía, ella hizo historia. Así que me tomo el tiempo para escribir unas cortas palabras y hacer un homenaje a La Voz de América, a la Negra Sosa.

Mercedes, nacida en la tierra argentina en 1935, desde los quince años se dejó escuchar interpretando canciones que hacían un llamado a la unidad de un pueblo que estaba siendo sometido a diferentes clases de injusticias. Se vió obligada a vivir durante varios años en Europa a causa de la dictadura de los años 70 en Argentina. Al lado de ella, muchos músicos de la canción social le cantaron a la vida, a la esperanza y a la union de Latinoamérica. Seguramente los diferentes medios de comunicación han dado detalles de su vida durante este fin de semana, por lo tanto no los daré yo aquí. Lo que sí quiero es hacer resaltar el valioso papel que los artistas cumplen en el desarrollo de un pueblo, papel que Mercedes jugó con la frente en alto hasta los últimos momentos de su vida.



Los agentes transformadores de una sociedad no son, definitivamente y afortunadamente, ni los políticos ni los bancos. Cuando en Latinoamérica nos quejamos de nuestra situación, culpando a los Gobiernos y a las entidades económicas, básicamente estamos refugiándonos en el eterno sofisma que frena el progreso de los pueblos. Se nos olvida que el pueblo somos todos y eso no nos lo quitará ninguna clase política. Y con el pueblo está todo el entramado cultural que lo sustenta. Cuando logramos descubrirnos unidos en esta identidad cultural, descubrimos que somos valiosos y que hay algo por lo cual mantener la esperanza. Así, los artistas: músicos, pintores, escultores, poetas, actores; ellos son un motor poderoso en cualquier pueblo; y cuando existe la voluntad, son capaces de levantarse por encima de cualquier régimen y de cualquier ideología opresora. En la medida en que las voces de los cantantes no se callen, que los pinceles de los pintores no reposen, que el lápiz del poeta no descanse; habrá posibilidades de ilustración para los pueblos de América. Más allá de los gustos personales, se trata de un reconocimiento de una voz general que habla de lo que pasa en las calles, de lo que sienten los corazones de los campesinos, de lo que sueñan los niños de los barrios; eso jamás nos lo podrán quitar y esa es nuestra fortaleza.

Por eso, en medio de situaciones que tienden a distanciar a nuestros países, basados en las aspiraciones individuales de los gobiernos; recordando a Mercedes, que nos enseñó a darle gracias a la vida, hacemos hoy un llamado a nuestros pueblos a apoyar las manifestaciones artísiticas, que no son otra cosa que la aparición viviente del espíritu de la gente, esa gente que progresa, que cree, que camina hacia una construcción crítica y social de los países latinoamericanos.

Mercedes Sosa: "Canción con todos". Youtube