www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

reseña

Gregory Curtis: Los pintores de las cavernas. El misterio de los primeros artistas

viernes 16 de octubre de 2009, 10:41h
Gregory Curtis: Los pintores de las cavernas. El misterio de los primeros artistas. Traducción de Eugenia Vázquez Nacarino. Turner. Madrid, 2009. 336 páginas. 22€

Los pintores de las cavernas. El misterio de los primeros artistas, es una fascinante descripción antropológica e histórica del mundo de los primeros creadores artísticos que se animaron a expresar de un modo revolucionario su manera de entender la realidad. Gregory Curtis, reconocido periodista norteamericano y autor de este libro, nos invita a sumergirnos en el interior de las cuevas de Lascaux en Francia y de Altamira en España, dos de los más famosos hallazgos arqueológicos en materia de arte rupestre que tuvieron lugar en los pasados siglos XIX y XX.

Este libro, que en un primero momento fue pensado por su autor como una pequeña introducción al arte prehistórico, se ha convertido en una apasionante y documentada iniciación para todos aquellos lectores interesados en este tipo de temas, alejada del clásico lenguaje técnico utilizado para esta clase de obras. La utilización por parte de Curtis, colaborador de arte y cultura del New York Times y la revista Rolling Stone, de un lenguaje de fácil entendimiento, convertirá a los lectores en visitantes privilegiados de las primeras manifestaciones artísticas realizadas por el ser humano.

Los pintores de las cavernas. El misterio de los primeros artistas, intenta develar el enigma de las representaciones, en algunos casos desconcertantes, de bisontes, toros, manadas de ciervos y las primeras formas humanas retratadas en las paredes de las cuevas. La supervivencia, la vida y la muerte y la búsqueda instintiva del hombre por dejar su rastro para la inmortalidad serán el punto de partida de esta interesante propuesta.

Este libro pretende también articular y difundir el esfuerzo de muchos arqueólogos, antropólogos e historiadores del arte para preservar y mantener vivo el espíritu y la obra de aquellos artistas anónimos, que comenzaron a experimentar y retratar su mundo cotidiano hace ya más de doce mil años.

Por Esteban Chércoles
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios