www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA FARSA DEL PREMIO PLANETA

sábado 17 de octubre de 2009, 18:48h
Ángeles Caso es una novelista excepcional y una mujer inteligente y capaz. Se merecía el premio Planeta. La he votado en más de una ocasión y en jurados de relieve. Afirmado esto, me parece que la higiene literaria exige decir la verdad sobre el premio Planeta. El año pasado, un día antes de que se fallara el galardón, publiqué yo el artículo que reproduzco íntegramente a continuación.

      "En la cena mañana del Planeta, y salvo circunstancias imprevisibles, estará en una de las mesas el vencedor o la vencedora del premio. El afortunado o la afortunada sabe que va a ganar, la mayoría del Jurado también. Pero las votaciones y las eliminaciones se irán produciendo por el sistema Goncourt durante toda la cena. La ceremonia de la confusión se oficiará con el mayor cinismo. La gran farsa se representará una vez más con la aceptación sumisa de los que la conocen. El premio está concedido de antemano. Cuando Juan Marsé se dio cuenta del juego al que se estaba prestando dimitió del Jurado. Marsé escribe hoy por hoy el mejor castellano de nuestra literatura y yo lo he propuesto varias veces para el Premio Príncipe de Asturias. También para el Cervantes.

      El fundador de Editorial Planeta, José Manuel Lara, me escribió en 1996 una carta que conservo proponiéndome que aceptara presidir el Jurado del premio Lara que había fundado en homenaje a su hijo, Fernando Lara, muerto en triste accidente de tráfico. Fernando estaba llamado a suceder a su padre en el control del imperio Planeta. La responsabilidad recayó por el azar del accidente en su otro hijo José Manuel y, aunque son muchas las críticas que se vierten sobre él, yo no las comparto. El actual Lara es un empresario sagaz, que conoce como nadie las interioridades de las empresas y que ve a corto, a medio y a largo plazo. Por eso el éxito le acompañará casi siempre en sus aventuras empresariales.

      Conocía yo la farsa del premio Planeta. Sin embargo acepté presidir el premio Lara porque me parecía y me sigue pareciendo conveniente que existan premios literarios de envergadura, lo cual es positivo para la república de las letras, aunque la elección del ganador sea una farsa.

      Cuando un editor se juega docenas de millones de pesetas con una novela quiere que ésta, antes que nada, sea comercial. Así es que expertos de los comités de lectura leen las obras presentadas para elegir entre ellas a la media docena que se pasan al Jurado, con el denominador común de su futuro éxito de venta. No sólo eso. La mayoría de los miembros del Jurado reciben una indicación de la novela preferida por la editorial.

      Como muchas veces lo que se presenta al premio es bazofia impublicable, la editorial desde hace bastantes años elige a un novelista de renombre y le propone escribir una novela para presentarse al Planeta. Es el tapado. Con él la editorial está segura del éxito comercial y de recuperar con creces los más de cien millones de pesetas que acompañan al premio.

      Yo conocía bien en qué telares se iba a tejer el premio Lara, igual que el premio Planeta, pero estaba de acuerdo en sumarme a una farsa que, en definitiva, favorece al mundo de las Letras. Me retiré de la presidencia del Jurado cuando la compra del diario “Avui” por parte del hijo del fundador de la editorial, lo que me causó un grave problema de coherencia ideológica. Presidía yo el Consejo Editorial del Grupo y me desayunaba, día tras día, con un diario serio y excelente como “Avui” que, en el ejercicio de su libertad de expresión, proponía la independencia de Cataluña; y otro, “La Razón”, por mí fundado, que defendía la unidad de España. Así es que en su día escribí una carta al hijo del fundador de Planeta dimitiendo de todos los cargos que tenía en el Grupo, que eran muchos, entre ellos la presidencia de “La Razón” y la del Premio Lara de novela.

      Mañana, en fin, se interpretará un año más la gran farsa del premio Planeta, con beneficio, insisto, a pesar de todo, para la literatura española. El escritor tapado estará, si algo no lo impide, entre el público y el Jurado sabrá antes de empezar las votaciones quién va a ganar.”

     
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.