www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ESPAÑA AGACHA LA CABEZA ANTE LA DICTADURA CASTRISTA

sábado 24 de octubre de 2009, 19:05h
Lo ha dicho un premio Pulitzer de indiscutido prestigio: Andrés Oppenheimer. “España -ha declarado- debería ser el modelo para Iberoamérica en la defensa de la democracia. Por eso resulta más irónico todavía que un Gobierno socialista sea el que no hable con la disidencia cubana”. Oppenheimer denuncia los proyectos “narcisistas-leninistas de perpetuarse en el poder”, que afectan a varios de los caudillos iberoamericanos procastristas. Pero lo que deja estupefacto al analista político es que “España en Cuba está agachando la cabeza ante una dictadura”.

     Con el pretexto de levantar la posición común europea sobre Cuba, vigente desde 1996, la diplomacia zapateresca está apoyando de hecho la permanencia de la dictadura castrista. En sus años mozos, Zapatero y algunos de sus colaboradores se emocionaban con Castro, vertieron lágrimas por el Ché y consideraban a Cuba como el paraíso soñado.

     Con la isla ahora asfixiada, Zapatero y sus cómplices, respondiendo a viejas ensoñaciones juveniles, han decidido proporcionar a Castro el balón de oxígeno que necesita para seguir respirando. Zapatero hará todo lo que pueda para que la Unión Europea rectifique su posición. Eso le permitiría presentarse ante el dictador cadaverizado como el presidente que de joven le admiraba y que ahora le presta ayuda. Es un papel que entusiasma a Zapatero. De ahí su actitud ante Cuba que ha provocado la estupefacción de Andrés Oppenheimer. El analista político denuncia además los ramalazos totalitarios de Hugo Chávez, Evo Morales, Rafael Correa y Daniel Ortega. Todos ellos, a imitación de Castro, quieren perpetuarse en el poder a través de un sistema comunista, mientras la España de Zapatero contribuye a la ceremonia de los despropósitos.

Luis María ANSON

de la Real Academia Española

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios