www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Artista

Mercedes Gómez Pablos: "Echo en falta a los críticos de arte"

lunes 02 de noviembre de 2009, 18:32h
Dedicada a la pintura desde hace 50 años, Mercedes Gómez Pablos continúa buscando la inspiración cada día en la poesía, en los paisajes y en la música. Este miércoles, vuelve a exponer en la Galería Alfama de Madrid para celebrar su 25 aniversario.
De nuevo las paredes de la Galería Alfama acogen su obra.
Se cumplen 25 años de la galería fundada por Mario Antolín y para celebrarlo se ha organizado una exposición en la que han contado con una selección de los que hemos expuesto en sus salas durante estos años. Es una exposición colectiva que va a contar con dos cuadros de cada pintor, creados especialmente para la ocasión o bien entregados por la familia. Esta exposición conmemorativa es muy importante porque Mario murió hace unos años y hubo quien pensó que nada iba a ser lo mismo en la galería. Sin embargo, quienes han seguido con su tarea han demostrado que lo están haciendo muy bien.

¿Le gusta compartir el espacio con otros artistas?
Considero que somos como una gran familia. Nos queremos y nos ayudamos, aunque sí es verdad que hay algunos que son más amigos que otros. Obviamente, hay grandes pintores con los que me encanta compartir galería. Por ejemplo, con Modesto Couxart, a quien considero un gran pintor.

Mercedes Gómez Pablos junto a uno de sus cuadros (Foto: Manuel Engo)

“El perro de Flor” es una de las obras que presenta, ¿qué hay de la otra?
Para esta exposición, me pidieron que hiciera uno grande y otro pequeño. “El perro de Flor” es el grande. En el otro, de menor tamaño, he pintado unas flores.

El perro que ha pintado se apoya en dos libros de Goya y Modigliani, ¿por qué?
Goya ha sido un artista que me ha marcado muchísimo. Lo encuentro un personaje maravilloso para estudiar y lo tengo muy presente en mis lecturas. Modigliani también me despierta una profunda admiración porque su vida fue muy triste, corta y dura. Además de porque su obra fue maravillosa.

¿En qué formato su pintura se encuentra más cómoda?
Soy pintor de gran formato. Lo que no quiere decir que no me atreva con los de menor tamaño. No hay duda de que los desafíos son atractivos. Me gusta pintar en pequeño formato aunque me cuesta mucho más que en grande.

Desnudos, flores y fachadas son desde hace años su carta de presentación.
Mi pintura es variopinta. Para un pintor, el desnudo es el desafío más grande. Luego están las flores, que es un trabajo más rápido y espontáneo. Las meninas requieren, sin embargo, un trabajo más largo, aunque, si bien es cierto, tienen un éxito absoluto. Y por fin, en mi trayectoria están las fachadas, que tienen su historia. El primer premio que recibí en París fue con una exposición de fachadas a los 20 años. Aquello me marcó. Tienen un encanto especial porque detrás de ellas hay toda una vida. Además, es lo más español que existe. Disfruto haciéndolas. Las he pintado durante toda mi vida, incluso durante mi periodo de pintura abstracta.

En 50 años, ¿cuánto ha podido llegar a producir y de cuánto está satisfecha?
Guardo siempre el recuerdo de Robert Graves, espléndido escritor que vivía en Mallorca. Yo iba al colegio con su hija Lucía por lo que les visitaba muchas veces. Uno de los consejos que me dio fue que lo más importante para un escritor, en mi caso aplicado a un pintor, era la papelera. Por eso, destruyo mucho mi pintura y vuelvo a dibujar encima. Sé que soy un pintor, bueno o malo, pero un pintor de los pies a la cabeza. No he hecho otra cosa en mi vida y adoro lo que hago.

Siempre habla en masculino…
Sí, siempre. Soy un pintor, no una pintora.

Mercedes Gómez Pablos junto a uno de sus cuadros (Foto: Manuel Engo)

¿Aún trabaja ocho horas al día?
Con los años han cambiado las cosas. Nosotros los pintores siempre esperamos que nos baje el ángel. En mi caso, antes de pintar siempre leo poesía. También me pongo música clásica.

Poesía, pintura y música. Aúna todas las artes…
Sí, es una unión permanente. Aunque no sólo estás trabajando cuando estás en el estudio, sino cuando estás mirando. Lo más importante es mirar y ver. En realidad estás pintando las 24 horas del día, estés despierto o dormido.

Ha dicho que la creación te sirve de consuelo en los momentos de tristeza. ¿Qué quiere decir con eso?
Pepe Hierro, que era un gran poeta y crítico de arte, una vez me escribió que los cuadros, fueran barcas, fachadas, flores o meninas, eran siempre autorretratos. Expresas en ellos momentos de inquietud, tristeza o investigación, entre otras cosas. Eso sí, obviamente cuando estás muy triste, pintar es un bálsamo maravilloso.

¿Le teme a encasillarse en un estilo?
Una vez le preguntaron a Juana Mordó, galerista francesa de gran repercusión en España, qué iba a quedar de la pintura, si los figurativos o los abstractos. Ella contestó que siempre quedarían los buenos.

Qué hay de los críticos de arte. ¿Los echa en falta?
Al crítico de arte lo echo en falta de verdad. Ahora se ponen a escribir de arte personas que no tienen ni la dedicación ni el amor ni el estudio adecuado. Tuvimos una época en España de críticos de arte. Una colección de escritores fabulosos. No se han perdido los pintores pero sí los críticos. Ahora las críticas de arte son generalmente bastante malas, aunque a veces te llevas una sorpresa. El momento no es bueno. Es una pena porque España es un país de grandes pintores y creo que son nuestros grandes embajadores en el mundo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.