www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL MURO, EL FASCISMO, EL COMUNISMO, CASTRO

lunes 09 de noviembre de 2009, 12:02h
Alemania es la nación que ha padecido con más intensidad y sucesivamente el fascismo nazi y el comunismo soviético. El nazismo fue un horror que despedazó las libertades y condujo a la nación a la catástrofe de la Guerra Mundial. El comunismo fue aún peor y más largo. Sumió además en la miseria a uno de los pueblos más ricos del mundo y levantó en la capital alemana un muro de vergüenza y opresión para evitar la sangría de las fugas del este hacia el oeste. Celebramos hoy la caída de aquel muro de la ignominia y, con él, el derrumbe del comunismo, que empezó a desmontarse en Polonia por la acción del Papa Juan Pablo II.

     José Luis Rodríguez Zapatero se encuentra en Berlín para asistir a los actos conmemorativos de la caída del Muro derribado por el pueblo alemán. Tal vez no estaría de más recordar al presidente circunflejo que él y su Gobierno mantienen complicidad con Fidel Castro y sus seguidores iberoamericanos. Cuba es el penúltimo vestigio del comunismo soviético y la isla entera se ha convertido en un muro como el de Berlín. Los cubanos escapan del paraíso castrista como pueden, en pateras, cayucos o lanchas improvisadas.

     Se necesita una cierta dosis de cinismo para con la mano derecha encender un cirio en el Muro de Berlín y con la izquierda otro cirio en la Cuba del dictador Castro, que tiraniza al pueblo cubano desde hace 50 años. La simpatía que puede despertar Fidel por enfrentarse al Imperio está oscurecida para los defensores de la libertad por el régimen atroz que ha impuesto a los cubanos y del que alemanes, rusos, húngaros, polacos, checos, búlgaros o rumanos empezaron a liberarse hace ahora veinte años, fecha cardinal que señala el fin del siglo XX y el comienzo del siglo XXI.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.