www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Actor de "Hospital Central"

Antonio Zabalburu: "Me hubiera gustado tener un poco más de talento en la música"

martes 10 de noviembre de 2009, 19:30h
El Doctor Sotomayor vuelve una temporada más a cruzar las puertas del Central, con una diferencia, ya que se encontrará con la vuelta de su maestro y amigo el Doctor Vilches, quien entrará desconcertado a un Hospital que dejó y que ahora dirige el que fuera su pupilo hace 10 años. La vida de ambos ha dado un vuelco, poco a poco se irá desenrollando la madeja de las tramas en las que el amor, los sentimientos y la amistad serán los grandes protagonistas.
- ¿Cuánto años más te vamos a ver en Hospital Central?
- Yo creo que dentro de otros 10 años ya lo dejo.

- ¿No tienes pensado una desaparición estelar como ha hecho Jordi Rebellón?
- No.

- Seguirás entonces como director del Hospital.
- Sí, alguien tiene que estar al mando.

- ¿Cómo se lleva convivir tanto tiempo con un personaje?
- Al haber muy buena relación con dirección y guión cuando ha habido un estancamiento o crisis se ha resuelto muy rápido en ambas direcciones. Siempre hay nuevos objetivos y vueltas de tuerca al personaje.

- ¿Qué le añadirías a tu personaje?
- Va parejo a mi evolución. Empecé aquí con 24 años y tengo ahora 35. He crecido aquí. Cuando tenga 42 lo sabré, pero ahora no sabría qué decir porque aún no lo he vivido. Lo que va a adquiriendo el personaje también es mi vivencia.

- ¿Quieres decir que Sotomayor y Antonio son iguales?
- En esencia somos los mismos. Si traslado la pregunta a mi persona serían los mismos que al personaje, por ejemplo: aprender a respetar los entresijos de cada unos o a ser mejor persona. Creo que es algo que siempre faltará porque nunca terminas de mejorar.

- ¿Crees que te has perdido algo todo este tiempo?
- No me he perdido nada.

- ¿Has sido responsable desde el principio?
- Para ser responsable hay que ser irresponsable primero.

- Cuándo te cae este papel en las manos con 24 años y después de todo este tiempo, ¿cómo ha cambiado esa actitud a la hora de entrar por las puertas del Central?
- La responsabilidad de querer hacerlo bien, sin saber cómo, son fases muy confusas.

- ¿Después de estos años te has licenciado?
- Se podría decir que estoy licenciado, he hecho el MIR, he sido residente y soy adjunto.

- ¿Te gustaría como profesión?
- No. Me vincularía mucho con las historias, a parte de que soy muy escrupuloso con el interior del cuerpo, me marea.

- ¿Pero estáis trabajando con vísceras y cosas así?
- Sí, pero sabes que es un salchichón de color rojo. Da un poco de asco imaginarse que es de un humano que tienes que salvarle la vida... No podría.

- ¿Te vamos a ver reír más esta temporada?
- ¿Río poco? (risas) El personaje ríe poco, es que es muy intenso con tanta responsabilidad.

- Pero incluso en las escenas que tenías con tu pareja tampoco se te veía de una manera distendida.
- ¿Tampoco? Buscaré ese lado más positivo dentro de mi registro.

- ¿No te ves encasillado en el papel del Doctor Sotomayor?
- No, prefiero estar encasillado que estar en casa (risas)

- ¿Qué te ha aportado este tiempo la serie?
- La gente.

- ¿Pero has tenido oportunidades de probar nuevas cosas?
- Sigo combinando Hospital Central con la gira de teatro de Pirandello. Monté una productora y realizamos cortos.

- ¿Por qué todos montáis una?
- Es la manera de contar tus historias.

- ¿Y qué quieres contar tú?
- Historias humanas o marcianas. (risas)

- Pero en esta serie ya ves muchas historias humanas, ¿no?
- Sí, pero es un sinfín. Es como preguntarle a un escritor o a un cineasta qué quiere contar. Da igual, pueden ser historias de amor, de acción pero con amor, de muerte pero con amor.

-Veo que hablas mucho sobre el amor.
- Sí, porque el amor siempre está, en todas las películas siempre hay un registro de amor.

- ¿Alguno de tus cortos se ha estrenado?
- Estamos ahora con Malas noticias que es un largometraje que hicimos hace dos años y está yendo por festivales. Queremos estrenarlo ahora en Madrid.

- ¿Actúas?
- Sí, actúo con Diana Palazón.

- ¿Te has llevado alguno de los miembros del equipo a tu productora?
- Sí, a muchísimos.

- ¿Sueles ver series americanas relacionadas con tu papel?
- No suelo ver, pero si he de decir que me encanta. Hay una serie que me ha impactado muchísimo y fue 'A dos metros bajo tierra'. Me vi tomando como referencia una serie televisiva al contrario de lo que había estado haciendo hasta el momento, que era tomar referencias del cine de los años 70.

- ¿Qué retos te quedan por cumplir?
- Hasta que me muera, el día a día. Hay una cosa que más que reto a medio o largo plazo es la secuencia que tengo ahora. Siempre tienes la vista puesta en lo siguiente sin darte cuenta de lo que estás haciendo.

- ¿Si no hubieras sido actor, a qué te hubieras dedicado?
- Me hubiera gustado tener un poco más de talento en la música.

- ¿Cantas?
- Me hubiera gustado tocar instrumentos.

- ¿Cuál en particular?
- Toco la guitarra. Me hubiera gustado tener más oído.