www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

¿EXCOMULGAR AL REY?

sábado 21 de noviembre de 2009, 17:56h
El pasado domingo publiqué en el diario El Mundo una carta dirigida al Obispo auxiliar de Madrid, Juan Antonio Martínez Camino. Son tantos los lectores de El Imparcial que desean conocer el contenido de esa carta que la reproduzco, íntegra, a continuación.



     “Señor obispo: no se trata de una cuestión religiosa sino de derecho natural. He tenido en mis manos un feto de doce semanas y es un niño diminuto con sus manos, sus dedos, sus ojos, su boca, su nariz, un ser completamente indefenso al que no se puede aplastar. En un espléndido artículo en el ABC verdadero, Miguel Delibes se ponía al lado del progresismo auténtico, que consiste en defender al débil frente a los abusos del fuerte, al pobre frente al rico, al negro frente al blanco, a la mujer frente al hombre… Y al feto indefenso frente a la madre que decide triturarlo.



     No soy dudoso, señor obispo. He escrito docenas de artículos a favor del nasciturus, el último en estas páginas, el pasado 21 de julio, titulado El bebé Aído, cuestionando la reforma de la ley del aborto para desbaratar la carnicería de las palabras oficiales. Me parecen magníficas, en líneas generales, las campañas contra él emprendidas, el esfuerzo porque el ciudadano medio tenga conciencia clara del ataque a la vida que suponen las prácticas abortivas. Pero se ha equivocado usted de medio a medio, señor obispo, al amenazar con la excomunión y con negar la comunión a las personas que aprueben la ley. En primer lugar, porque la conciencia es la norma próxima de obrar; en segundo lugar, porque en un asunto tan vidrioso políticamente como éste de lo que se trata es de argumentar, de dialogar, de convencer. Nunca de amenazar con palabras encorvadas.



     ¿Qué pasa, señor obispo, que el Papa va a excomulgar al Rey de España cuando, en cumplimiento de su deber constitucional, ponga su firma al pie de la nueva ley del aborto, tal y como hizo con la anterior? ¿Qué pasa, que cuando oficie alguna ceremonia religiosa en Palacio, el cardenal Rouco, que es la sensatez misma, le va a negar la comunión a Don Juan Carlos? Al aborto se le combate con artículos como el que escribió Miguel Delibes. No con amenazas y salidas de tono.



     No se ha disipado en mí la larga admiración que siento por su persona, señor obispo, y por su fecunda obra pastoral. Pero “sin la libertad de criticar, no puede satisfacer ningún elogio”, escribió Beaumarchais. Por eso me he sentido en la obligación moral de escribirle estas líneas. Me preocupa que amenazas exangües y fuera de lugar empañen la gran labor que están llevando a cabo las diferentes asociaciones que, desde el derecho natural, y, por supuesto, desde la fe religiosa, combaten a los que amparan el aborto”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.