www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MONTILLA EXIGE AL TC QUE VOTE A SU FAVOR

lunes 23 de noviembre de 2009, 14:26h
El chantaje está servido. Ya no es el político coronado de espinas el que coacciona al Tribunal Constitucional. Ni los pijoaparte de las juventudes de ERC y Convergencia. No, ahora es el mismísimo José Montilla, ex-ministro de José Luis Rodríguez Zapatero, presidente de la Generalidad.

     Lo ha dicho con tanta claridad que hasta Maleni lo habrá entendido. Si el Tribunal Constitucional modifica el texto del Estatuto, habrá puesto en peligro a la propia Constitución. A eso se llama respeto a la independencia judicial.

     Así es que si el Tribunal Constitucional, que lleva tres años zangolotineando con la sentencia, decide finalmente enmendar ciertos contenidos del Estatuto por considerarlos anticonstitucionales, la Generalidad de Cataluña la emprenderá contra la propia Constitución.

     Todo el mundo se sube ya a las barbas de Zapatero. Desde los británicos que, tras toda clase de dádivas y concesiones, se dedican a tirotear la bandera española en aguas de Gibraltar, hasta el presidente socialista de Cataluña que debería estar sometido a la disciplina del PSOE.

     Ni un 5% de los catalanes quería la reforma del Estatuto. Después de dos años la publicidad y parafernalia ni el 50% acudió a votarlo. El Estatuto sólo interesa a la clase política catalana que quiere más poder, que quiere mandar más. Esa es la verdad pura y dura. Pues, ahora, el presidente Montilla habla como si el pueblo catalán estuviera dispuesto a alzarse en armas contra el Tribunal Constitucional, en caso de que sus magistrados denuncien los aspectos anticonstitucionales del articulado estatutario, si es que los hubiera.

     El chantaje, en efecto, está servido. Ojalá que los miembros del Constitucional mantengan su independencia y sentencien conforme a derecho.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.