www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

La crónica salvaje

Consiguen filmar al Tarsero fantasma

jueves 10 de diciembre de 2009, 15:51h
El diminuto Tarsero, uno de los primates más escurridizos del planeta, ha logrado ser filmado durante una de sus partidas de caza nocturnas en la selva de Sulawesi, en al corazón de Indonesia.
El Tarsero fantasma(Tarsius tariser), que mide apenas 13 centímetros y es uno de los primates más pequeños del mundo, posee unos enormes ojos característicos que le permiten ver en la oscuridad. Además, este pequeño primate pertenece al escaso grupo de carnívoros de su especie alimentándose de insectos, pequeños murciélagos y pájaros. Se cree que a lo largo de los últimos 45 millones de años esta especie primate ha evolucionado muy poco.

Sus enormes ojos, uno de sus rasgos más característicos, son más grandes que su cerebro y se cree que sería la especie con los órganos visuales más grandes, en proporción a su cuerpo, de entre todos los mamíferos conocidos. Sus ojos son tan grandes que los Tarseros fantasma son incapaces de moverlos hacia los lados por lo que tienen que girar la cabeza entera para poder fijar su visión lateral.

Asimismo, otra de las peculiaridades de los Tarseros fantasma es que la luz no se refleja en sus ojos por lo que los investigadores tienen muchas dificultades para localizarlos en la noche ya que las cámaras de visión nocturna no detectan el brillo característico de los animales en la noche. A pesar de ello, un equipo de filmación de la 'BBC' ha logrado captar unas imágenes del Tarsero fantasma en su hábitat natural en plena selva indonesia.



Gracias a las filmaciones obtenidas por el equipo de científicos, se ha logrado constatar que, a pesar de ser un animal muy huidizo, el Tarsero fantasma es una especie muy social. Además de vivir en pequeñas comunidades y siempre en el mismo árbol, se ha descubierto que prefieren dormir los unos junto a los otros a pesar de que no se haya encontrado una explicación verosímil a este hecho ya que esto disminuye su sistema de defensa. Una de las posibles explicaciones que encuentran los investigadores es que los Tarseros fantasma, al vivir juntos, suman sus agudos sentidos de vista y oído para detectar presas y posibles depredadores, principalmente serpientes.

Más pequeños aún
Una variedad del Tarsero, el Tarsier pumilus o Tarsero pigmeo se creía extinto hasta que fue redescubierto por un grupo de científicos en las selvas indonesias en el año 2000. El pasado año, investigadores de la Universidad A&M de Texas (EE.UU.) estudiaron al Tarsero pigmeo, una variedad de su primo fantasma que apenas llega a los 10 centímetros, por primera vez en más de 80 años.

De todos modos, se cree que el primate más pequeño es el Lemur Berthe (Microcebus berthae) de Madagascar, cuya media de tamaño oscila en torno a los 9 centímetros con un peso de apenas 30 gramos.