www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ALFONSO USSIA ABOFETEA A JOSÉ MANUEL LARA

martes 22 de diciembre de 2009, 14:01h
Alfonso Ussia tiene muchos detractores. También numerosos partidarios. Es hombre que canta a los cuatro vientos las verdades, no las del barquero, sino las suyas propias. La sinceridad de Ussía compensa algunas exageraciones. Su lealtad a ideas y personas siempre me ha parecido admirable.

     La semana pasada se despachó con el artículo que había que escribir sobre la presunta fusión entre Antena-3 y La Sexta. No comparto las opiniones de Ussía que denigran la cadena de Roures. Desde el punto de vista profesional, La Sexta realiza un excelente trabajo. Ideológicamente están donde están, con Zapatero y sus radicalismos. Tienen todo el derecho a instalarse en esa posición porque la libertad de expresión les ampara.

     Aparte esta consideración, a Alfonso Ussía le asiste la razón. Un canal como Antena-3, que pertenece al mismo grupo del diario en el que escribe el periodista, no se puede fusionar con una televisora como La Sexta, anclada en las antípodas ideológicas. Y viceversa. Los redactores y presentadores de La Sexta se sentirán vejados y humillados por la fusión con los de Antena 3. Las razones económicas o las presiones políticas no bastan. Las cosas tienen un límite. Además de plusvalías y dividendos, los empresarios están en la obligación de atender otras cuestiones cuando de medios de comunicación se trata.

     “Antena-3 –escribe Ussía- nada gana con esta fusión. Pierde credibilidad e imagen. Y confunde a la sociedad, que puede interpretar que todas las sociedades que conforman el Grupo Planeta se han sometido a la devastadora infección que provoca cualquier contacto con la cadena de Zapatero”. Y continua el periodista: “La avaricia de la publicidad rompe no ya un saco, sino un tanque de hormigón. Si Zapatero creó La Sexta para asegurarse una cadena de televisión incondicional y entusiasta, que la salve Zapatero, sin meter mano en la caja de los españoles. Pero no Antena-3, que no necesita para nada agobiar su futuro con un peso tan extenuante como prescindible. Esa fusión haría añicos todos los principios y valores de una cadena libre y demócrata”.

     Bien por Ussía. Con dos dídimos, según la expresión ansoniana, ha abofeteado ambas mejillas de José Manuel Lara. La profesión está a la espera de la reacción del empresario, que es, casi siempre, hombre de buen criterio y que, tal vez, decida abortar una fusión contra natura. No parece conciliable que un diario del Grupo incluya el periódico del Vaticano, y una televisora del mismo Grupo se dedique a la burla descarnada de Su Santidad el Papa.

Luis María ANSON

de la Real Academia Española

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios