www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SE EQUIVOCA EL “FINANCIAL TIMES”

jueves 07 de enero de 2010, 12:43h
Son tantos los errores cometidos por José Luis Rodríguez Zapatero en su política nacional y en su política internacional que basta con subrayarlos para erosionar su figura. El Financial Times ha arremetido de forma absurda contra su gestión europea que apenas se ha iniciado. Todos los pasos de Zapatero antes del 1 de enero y los que ha dado después han demostrado sensatez y sentido de la realidad. Con el nombramiento de Rompoy, el papel de la presidencia rotatoria ha quedado disminuido y debe estar presidido por la prudencia y la habilidad.

     Me parece irrelevante la aparición de Mr. Bean en la página web. Me parece inadecuada la mofa que ha generado. Me parece inconsecuente que se critique la gestión europea de Zapatero, que empieza ahora, con los datos españoles de una crisis económica que a todos zarandea. Porque el problema, en este caso, no es Zapatero. Lo que pretende el Financial Times es debilitar a España. La imagen de nuestra nación resultaría fortalecida tras la gestión europea, si Zapatero la lleva adelante con mesura y con prudencia.

     El Financial Times es un gran periódico. No una Biblia. Se ha equivocado en esta ocasión y lo ha hecho con precipitación y no poco sectarismo. A Zapatero hay que elogiarle si acierta en su gestión, hay que criticarle si se equivoca, hay que denunciarle si abusa de su poder europeo. Pero habrá que esperar para calibrar cómo ha sido su política continental. El Financial Times se ha precipitado con grave descrédito para el reconocido prestigio del gran periódico.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.