www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

el alcalde de la fortaleza de Wilhelmstein

Rescatado tras un mes atrapado solo en una isla por el hielo

viernes 15 de enero de 2010, 18:00h
Michael Zobel, alcaide de la fortaleza de Wilhelmstein, en la pequeña isla del mismo nombre en el llamado mar de Steinhude, al norte de Alemania, fue rescatado este viernes por los bomberos después de un mes de involuntario aislamiento por el hielo.
Los bomberos tuvieron que utilizar un aerodeslizador para acceder a la isla artificial en medio del mayor lago interior de Alemania, situado a unos 30 kilómetros al noroeste de Hannover, para liberar de su involuntaria prisión al alcaide de la fortaleza propiedad del príncipe Alexander de Schaumburg-Lippe.

Michael Zobel se vio atrapado a mediados de diciembre y pocos días antes de Navidad cuando la ola de frío congeló las aguas del mar de Steinhude, pero con tan mala suerte que el hielo es insuficientemente grueso como para caminar por su superficie sin quebrarlo y tan espeso que no pueden romperlo las embarcaciones normales.

Alcaide, gobernador y único habitante de la isla, construida artificialmente como fortaleza en el siglo XVIII, Zobel se ha sentido muy solo durante las últimas cuatro semanas, aunque podía comunicar telefónicamente con su familia tres veces al día para romper su aislamiento.

"Al principio tenía la esperanza de que el hielo se derritiera", pero con el tiempo fue perdiendo la fe, señaló el alcaide al retornar a la civilización y tras celebrar por primera vez en su vida en solitario la Navidad y el Año Nuevo.

Para tener la sensación de que todo estaba en orden, "me levantaba todos los días a las 7,30 y me afeitaba", explicó Zobel, quien ha aprovechado el tiempo para oír hasta el hartazgo música clásica y leer "infinidad de libros".

El alcaide de Wilhelmstein, de 48 años de edad, reconoce además que las cuatro semanas de aislamiento le han servido para liquidar el trabajo administrativo y de inventario de tres meses en la fortaleza.

"Pero ahora pienso darme un paseo de cinco kilómetros en línea recta y no andar mas de 400 metros en círculo", señaló Michael Zobel para describir con la última distancia las pequeñas dimensiones de la isla en la que ha estado atrapado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios