www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

reseña

Janusz Bardach y Kathleen Gleeson: El hombre, un lobo para el hombre. Sobrevivir al Gulag

sábado 13 de febrero de 2010, 00:48h
Janusz Bardach y Kathleen Gleeson: El hombre, un lobo para el hombre. Sobrevivir al Gulag. Traducción de Martín Schifino. Libros del Asteroide. Barcelona, 2009. 480 páginas. 23,95 €
“...Al cuarto día de estar en el aislador sucedió algo curioso: comencé a extrañar la mina. Extrañaba empujar la carretilla. Extrañaba el pico, la pala, el barracón lleno de gente y el campo, todo lo que había odiado. Incluso a pesar del trabajo, la suciedad, la violencia y la muerte sin sentido, quería volver a talar árboles o a trabajar en las minas. Al menos allí estaba con otras personas, algunas buenas y muchas malas, pero unas pocas que de verdad se preocupaban por mí. La lucha cotidiana por la supervivencia –cumplir con la cuota, no perder la ración completa, evitar el congelamiento, mantenerse fuerte a pesar del hambre constante, llevarse bien con el jefe de brigada y sus compinches– a menudo me hacía pensar sólo en mí mismo”.

Janusz Bardach escribe en esta obra las memorias de su vida entre 1939 y 1945, es decir, en el periodo de la Segunda Guerra Mundial. Tras la división de los territorios del este de Europa entre la Unión Soviética y la Alemania nazi que siguió al Pacto Ribbentrop-Mólotov, el pueblo polaco de Volodímir-Volinski, en el que vivía Janusz Bardach, quedó bajo el poder soviético. Transcurrido algún tiempo, este judío educado en las ideas socialistas fue llamado para cumplir el servicio militar, y se incorporó a continuación a la unidad de carros de combate. Tras sufrir un accidente con su tanque, un compañero suyo le acusó de haberlo provocado. Aunque fue condenado a muerte, Bardach fue enviado al campo de concentración de Kolimá (Siberia) para cumplir una condena de diez años de trabajos forzados hasta su liberación al acabar la guerra.

El hombre, un lobo para el hombre describe en forma de relato las crueldades, brutalidades, violencia, miedos y deshumanización a las que Bardach tuvo que hacer frente en aquella época. Aparte de referir semejantes circunstancias, el libro trata y reflexiona sobre la voluntad y el poder de supervivencia. Además, nos habla de la lucha efectuada en un sistema diseñado para convertir a los seres humanos en animales. El libro impacta y cuando se empieza a leer no se quiere dejar, pero no es una lectura para antes de dormir…

Por Andrea Gort
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios