www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Versace da la primicia

La venganza de Cécilia Sarkozy: se casa con el publicista Richard Attias

miércoles 05 de marzo de 2008, 19:07h
Aquel SMS que, presuntamente, envió Nicolas Sarkozy días de su propia boda se antoja ahora más improcedente que nunca. "Si vuelves, lo dejo todo", según afirmó "Le Nouvel Observateur". Nada más lejos de sus intenciones que volver con el actual presidente de la República Francesa, con el que estuvo casada 11 años, tras nueve de noviazgo.

Porque Cécilia Sarkozy, o Cecilia Ciganer-Albéniz, se ha decidido a formalizar su vida sentimental casi tan rápido como su hiperactivo ex, y a finales de marzo se prevé boda con el publicitista, o publicitario, como se dice ahora, Richard Attias, en Nueva York.

Así, con una nota de prensa enviada por Versace, se comunica un enlace de gran calado mediático, una vez que la dosis de titulares de "Sarko" y Bruni parecen haberse reducido. Según esta nota, de la que se hace eco yodona.com, Cécilia portará un traje de Versace Atelier, y su marido un sobrio conjunto de chaqueta y pantalón de dos botones. Para los festejos de después de la ceremonia, los recién casados se enfundarán sendos modelos de la "Casa de Medusa".

Una boda que se veía venir
Desde que su ex marido, Nicolas Sarkozy, decidiera airear su relación con la modelo y cantante Carla Bruni, Cécilia decidió que no adoptaría el papel de "mujer despechada". A mediados de febrero, días después del discreto enlace de Estado, comenzó a mostrar su relación con Attelier por los barrios más selectos de París, con profusión de cenitas románticos en restaurantes
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.