www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

reseña

Jean Teulé: El Montespan

sábado 13 de marzo de 2010, 13:58h
Jean Teulé: El Montespan. Traducción de Rosa Alapont. Bruguera. Barcelona, 2009. 336 páginas. 18 €
En la corte del Rey Sol, en el frívolo y concupiscente mundo de la nobleza francesa –que tenía prohibido por ley trabajar–, ser un idealista, un romántico soñador, no sólo resultaba imposible sino peligroso. Y si no, que se lo pregunten al marqués de Montespan que, loco de amor por su esposa, fue incapaz de soportar que Luis XIV la convirtiera en su amante, a pesar de todos los beneficios que esto conllevaba para su familia.

Ni las fiestas, ni las prebendas, ni ninguna de las ventajas de tan singular honor sirvieron de consuelo para este gascón ingenuo y noble, que fue el último en enterarse de que las atenciones del Rey a su esposa no se limitaban a una platónica admiración de su belleza. Enfrentado a la cruel realidad de la infidelidad solar, Montespan no se resignó y, a pesar de convertirse en el hazmerreír de la corte, decidió hacer de su afrenta una cruzada contra el hombre que le robó a su bella y ambiciosa esposa. Mientras la mayor parte de sus congéneres hubiera dado un brazo por la fuente de privilegios que suponía ser el marido de la favorita del Rey, Montespan, indiferente a las burlas, pero también a los procesos, encarcelamientos, la ruina e incluso a los intentos de asesinato, se enfrentó al Rey Sol, convirtiéndose en uno de los personajes más singulares aunque, tristemente, absurdos, de su época.

Y es que este noble, que ha pasado a la historia por ostentar el dudoso título de ser el mayor cornudo de la historia de Francia, se atrevió, entre otras cosas, a presentarse ante el Rey completamente vestido de negro, en una carroza del mismo color adornada con unos enormes cuernos que se hizo preparar para la ocasión, y nunca cejó en su empeñó de vengarse de todos aquellos que contribuyeron a que perdiera a su adorada esposa.

El escritor francés Jean Teulé, conocido en estos lares por su anterior novela, La tienda de los suicidas, rinde con este libro un sentido homenaje a ese antihéroe que, embarcado en una cruzada absurda, da un tierno ejemplo de amor y honor. Con un estilo ágil y un lenguaje directo y sin pelos en la lengua, Teulé construye una divertida novela en la que, con humor e ironía, realiza un incisivo y demoledor retrato de la nobleza francesa del siglo XVII, con todas sus miserias, vicios y porquerías.

Por Regina Martínez Idarreta
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios