www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

primera normativa en españa

Andalucía aprueba la Ley 'por una muerte digna'

miércoles 17 de marzo de 2010, 17:42h
El Pleno del Parlamento andaluz aprobó este miércoles el proyecto de Ley de Derechos y Garantías de la Dignidad de las Personas en el Proceso de la Muerte, una norma que regula el ejercicio de los derechos del paciente durante la última etapa de la vida para asegurar su autonomía y el respeto a su voluntad y dignidad, así como los deberes de los profesionales encargados de la atención y las funciones de las instituciones y centros sanitarios.
El pleno del Parlamento de Andalucía ha aprobado hoy la primera norma autonómica de España que regula los derechos del paciente durante la última etapa de su vida y las obligaciones de los médicos que les traten, tanto en centros públicos como privados.

Mientras que PSOE e IU han respaldado los 33 artículos de la normativa, el PP ha votado en contra de tres de ellos, ya que defiende que los profesionales puedan acogerse a la objeción de conciencia, el "respeto" a la libertad individual y pide una "clara" regulación de los comités de ética.

La denominada ley de Derechos y Garantías de la Dignidad de las Personas en el Proceso de la Muerte regula la limitación del esfuerzo terapéutico, prohíbe el ensañamiento terapéutico y permite a los pacientes rechazar un tratamiento que prolongue su vida de manera artificial. También da cobertura a la sedación paliativa para aliviar el sufrimiento de los enfermos aunque ello pueda "acortar su vida".

Solventa situaciones como la vivida por Inmaculada Echeverría en 2007, cuando la Orden Hospitalaria San Juan Dios pidió su traslado del Hospital San Rafael de Granada, dependiente de la citada orden religiosa y donde permaneció paralizada diez años la enferma con distrofia muscular, a otro centro público en el que se autorizó la desconexión de la ventilación mecánica que la mantenía con vida.

La consejera de Salud, María Jesús Montero, ha reconocido que este caso ha sido una de las inspiraciones de la norma, que ha calificado de "vanguardista, valiente y sensible".

Queda fuera del paraguas legal la eutanasia activa y el suicidio asistido, ya que la comunidad no tiene competencia para legislar esta materia tipificada como delito en el Código Penal.

Tampoco regula la objeción de conciencia de los médicos porque, según los juristas del Consejo Consultivo de Andalucía, debe ser una ley estatal la que lo haga.

"La ley traspasa nuestras fronteras y convierte a Andalucía en referente legislativo desde una posición respetuosa", ha señalado.

La ley, respaldada por el PSOE e IU, tiene como objetivo principal que prevalezcan los derechos del paciente a no recibir determinados tratamientos, así como al obligado cumplimiento de las garantías de estos enfermos por parte de cualquier institución sanitaria, ya sea pública o privada, incluso de raíz religiosa.

El texto también plasma que los profesionales sanitarios que atiendan al paciente en su fase terminal deberán respetar las decisiones que éste tome sin imponerle sus propias opiniones personales, morales, religiosas o fisiológicas.

Tal y como ha defendido la titular de Salud, la norma recoge el derecho de los pacientes que tengan que ser hospitalizados a una habitación individual durante su estancia, tanto en el ámbito público como en el privado, y a estar acompañados de sus familiares durante el proceso de la muerte.

Ana María Corredera (PP-A) ha expresado su "decepción" por "falta de diálogo y postura inflexible" de la Junta en el trámite parlamentario, y ha argumentado que hay "suficientes" instrumentos para ayudar a morir dignamente.

Andalucía, según ha dicho Corredera, no cuenta con recursos "necesarios" para garantizar la atención a estos pacientes, teniendo en cuenta "carencias" de la red sanitaria como las pocas habitaciones individuales.

José Manuel Mariscal (IU) ha calificado de "histórico" el momento por la capacidad legislativa de la comunidad y el desarrollo de uno de los artículos del Estatuto, el que regula los derechos de la ciudadanía.

Además, ha hecho un llamamiento al Gobierno central para que sea "valiente" y legisle y regule la eutanasia para poner a este país en la "senda de la modernidad" sin que grupos conservadores "le marquen la agenda".

"La ley es muy mejorable"
El Foro de la Familia (FEF) en Andalucía, ante la aprobación de la Ley andaluza de 'Muerte Digna' que se ha llevado a cabo este miércoles el Parlamento de Andalucía, señaló que es "una ley muy mejorable en la defensa de la vida humana, incluso en el momento de la muerte" e instó a que "se dejen de muertes dignas y trabajen por una vida mejor para las familias andaluzas".

Según se indicó en un comunicado, el presidente del Foro Andaluz de la Familia, Federico Die, señaló algunos aspectos "positivos" de esta ley "como la atención médica paliativa al enfermo y la asistencia a sus familiares", un extremo, que dijo, "hemos exigido continuamente desde el Foro Andaluz de la Familia, en apoyo de las asociaciones de familiares de enfermos".

Pero, "en esta ley se han mezclado puntos ambiguos y muy conflictivos, como la limitación del esfuerzo terapéutico, que deja abierta la puerta a la eutanasia", afirmó el Presidente del Foro Andaluz de la Familia. Además, añadió Die, "provoca una gran intranquilidad que los profesionales de la sanidad no puedan ejercer su derecho constitucional a la objeción de conciencia".

Por ello, el FEF, que afirmó "no entender el origen ni los intereses de esta ley", rechazó este texto y señaló que "estará atento a los conflictos que surjan en su aplicación concreta, así como a la dudosa constitución y actuación de los comités éticos, que, en ocasiones, están presididos y dirigidos por políticos, no por profesionales expertos".