www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

¡No pasarán!

miércoles 21 de abril de 2010, 20:54h
Viene de la noche de los tiempos. Es un grito desgarrador. Un lema que surge de la ciudad asediada por los bárbaros. Ha reaparecido, triunfal, en los paraninfos universitarios: ¡No pasarán!

No se sabe, a ciencia cierta, quiénes son los que tienen que ser detenidos en su avance. Hay dudas sobre si es el fascismo, como asegura una de las parejas cómicas más renombradas de la escena catalana y española en los años ochenta -Mena&Villarejo-, o si es el franquismo que vuelve, como sostiene, desde un Beirut que va a dejar atrás voluntariamente, una de las periodistas más sobreexcitadas, de natural, del columnismo patrio. A la que ve la posibilidad de una trinchera, allí que se va Maruja. De armas tomar. ¡No pasarán!

Bien es cierto que para los aludidos, como para Maragall, Méndez, Berzosa, Saura, Togores, Lara -el comunista, no el editor-, Montilla..., precisar si lo que se nos viene encima es el fascismo, la derecha extrema, el tardo o el posfranquismo, la clericalla pedófila o el unitarismo rampante, lo que sea que es, es exactamente lo mismo. Lo decisivo es la trinchera. ¡No pasarán!

La izquierda se había relajado. Tienen razón. ¡Al monte, que no hay quien nos pastoree! Si no hay guerra nos la inventamos. Si no hay tensión, nos la sacamos de la manga. ¡No pasarán!

Son de un español rancio y castizo, ellos y los señores y señoras que en Cataluña deciden decidir al margen de lo establecido por la ley, que tumba de espaldas. Son lo peor de España que vuelve y que, me temo, ya ha pasado. Vienen tiempos recios, que decía la Santa.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.