www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

tras cuatro avisos

Israel aborda sin incidentes el barco irlandés que se dirigía a Gaza

sábado 05 de junio de 2010, 10:15h
El barco irlandés "Rachel Corrie" ignora dos avisos israelíes y sigue rumbo a Gaza
El Ejército de Israel abordó a media mañana el barco irlandés "Rachel Corrie" sin que se produjeran víctimas, dijo a Efe una portavoz militar israelí.

El abordaje se produjo después de que la tripulación del barco irlandés ignorara cuatro llamamientos del Ejercito israelí para que pusiera rumbo a un puerto de Israel en vez de a Gaza.

Según medios locales, la embarcación irlandesa, a la que a primera de la mañana se le acercaron dos navíos militares israelíes que desde entonces navegan en su compañía, se encontraría a sólo decenas de kilómetros de la costa de ese territorio palestino.

"Si no obedecen, tendremos que abordar el barco", amenazó la portavoz para medios extranjeros del Ejército israelí, Avital Leibovich, en declaraciones a la cadena británica BBC que fueron divulgadas desde Londres y fueron recogidas por la prensa local.

La amenaza concreta las advertencias que Israel había reiterado en los últimos días sobre que impediría por la fuerza que el "Rachel Corrie" llegue a Gaza, en caso de que no desista en su intención de romper el bloqueo israelí y arribar a la franja palestina.

La tripulación del barco ya había rechazado ayer la oferta realizada por Israel a través de Irlanda de que atracara en Ashdod y desembarcara en ese puerto israelí situado al norte de Gaza la ayuda humanitaria que transporta para la población palestina.

La oferta incluía que representantes del barco acompañaran después el traslado de la ayuda desde Ashdod hasta Gaza.

Según "Free Gaza, uno de los grupos que organiza la expedición, el "Rachel Corrie" transporta 1.200 toneladas de ayuda humanitaria, y entre el pasaje, compuesto por unas veinte personas, figura la premio Nobel de la Paz norirlandesa Mairead Maguire y un antiguo subsecretario general de Naciones Unidas, el irlandés Denis Halliday.

El Ejército israelí asaltó el lunes a los otros seis barcos de la "Flotilla de la Libertad", de la forma parte el navío irlandés.

En el abordaje, el Ejército israelí mató a nueve activistas turcos -uno de ellos con doble nacionalidad turco-estadounidense- que viajaban en una de las embarcaciones, la "Mavi Marmara".

En el asalto, en aguas internacionales, también resultaron heridos decenas de activistas, en su mayoría turcos.

El sangriento abordaje militar del lunes supuso la mayor matanza de activistas internacionales cometida por el Estado de Israel en sus más de seis décadas de existencia y las autoridades israelíes lo justificaron con el argumento de que algunos integrantes de la "Flotilla de la Libertad" tienen conexiones con redes terroristas.

Además de llevar ayuda a Gaza, la flotilla tenía la intención política de romper el bloqueo de Israel sobre la franja desde que hace tres años el movimiento islamista Hamas -que no ha abandonado la lucha armada- pasara a controlar ese territorio palestino.

Desde entonces, el millón y medio de personas que vive en Gaza padece una grave situación humanitaria debido al bloqueo de Israel, que las organizaciones de defensa de los derechos humanos califican de "castigo colectivo".

El "Rachel Corrie" había retrasado su llegada a la región respecto al resto de la flotilla por problemas técnicos.

El nombre del barco irlandés está cargado de simbolismo; Rachel Corrie era una activista estadounidense que en 2003 fue aplastada en Gaza por una excavadora militar israelí cuando ejercía de "escudo humano" para impedir la demolición de casas palestinas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.