www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Tras la devolución de un cargamento por parte de Haití

Toneladas de comida caducada comprometen la sanidad pública venezolana

miércoles 16 de junio de 2010, 13:27h
La devolución de un barco venezolano cargado de alimentos dañados que fue enviado a Haití como parte de los planes de la ayuda humanitaria del Gobierno chavista al país caribeño, desveló ante la comunidad internacional la crisis sanitaria que actualmente atraviesa la nación del “Socialismo del Siglo XXI”, cuyos ciudadanos, además de enfrentarse a enfermedades como el Dengue, la Malaria o el Mal de Chagas, también les toca plantar cara a más de ochenta mil toneladas de comida descompuesta.
El que Haití haya devuelto 60 contenedores de alimentos caducados provenientes de Venezuela, más que sorpresa, detonó la ironía de los principales medios de comunicación locales, que en las últimas semanas han denunciado de manera incesante el hallazgo de 2.723 contenedores cargados de productos vencidos.

El balón de la polémica comenzó a rodar el pasado 25 de mayo cuando un equipo de funcionarios policiales hallaron en la localidad de Puertos Cabello (Carabobo) 1.197 contenedores con comida dañada en los almacenes de PDVAL, empresa filial de Petróleos de Venezuela (PDVSA), que es la responsable de la distribución de alimentos en ese país.

Ocho días después, el diario ‘El Universal’ informaría que las autoridades del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), localizaron otros 1.103 contenedores con alimentos en mal estado en un patio aledaño de la almacenadora Centro de Almacenes Congelados (Cealco), otra empresa filial de PDVSA.

Tras estas primeras denuncias se adherieron 4 casos más, que ya suman un total de 2.723 contenedores con 81.690 toneladas de alimentos descompuestos, de las cuales 1.500 fueron enviadas este martes a Haití en el buque Santa Paula, como parte de las ayudas del Gobierno de Hugo Chávez a ese país, para palear las secuelas del terremoto del 12 de enero.

PIE DE FOTOAnte el incidente, los medios de comunicación venezolanos no dudaron de hacerse eco de la noticia. Medios mordazmente críticos como el diario Tal Cual, señalaron que el cargamento formó parte de la "manera altruista que encontró el Gobierno venezolano de 'reprocesar' parte de las casi 80.000 toneladas de alimentos 'vencidos' que compró y olvidó, en algunos casos por más de un año, en Puerto Cabello y en depósitos de PDVAL".

?"La generosidad venezolana -quizás partiendo del principio de que 'a caballo regalao' no se le huele el conteiner'- no contó con la prohibición impuesta por las autoridades de República Dominicana que, previendo una amenaza sanitaria, impidió el desembarque del 'Santa Paula' y ordenó regresar la carga a su país de origen", añadió el rotativo.

Por su parte el periódico ‘Últimas Noticias’ señala que el contenedor enviado al país caribeño corresponde a un cargamento de cereales, carne y pollo que partió de Puerto Cabello el pasado 19 de enero.

Al respecto la legisladora Neidy Rosal de la Comisión de Contraloría del Legislativo de Carabobo declaró a sendos diarios que “queremos saber si los alimentos importados llegan descompuestos o se pierden mientras están almacenados, y conocer a todos los responsables. Queremos decir que los funcionarios activos de PDVAL también son responsables penalmente".??Aura Montero, otra diputada regional, señaló que urge convocar una alerta sanitaria y cumplir las normas de incineración, procedimiento que debe hacerse a una distancia de cinco kilómetros de las comunidades adyacentes y con una correcta profundidad de las fosas.

Pese a que la importación de alimentos caducados podría desencadenar una crisis sanitaria de gran envergadura, el mandatario venezolano, Hugo Chávez no ha dudado en defender al ministro de Energía y presidente de PDVSA, Rafael Ramírez, sosteniendo que la empresa petrolera, no es la responsable, por lo que le da su “apoyo político y moral” al ministro.

Los otros males de Venezuela

Para complicar aún más el panorama sanitario venezolano, el Boletín Epidemiológico del Ministerio de Salud publicó recientemente que enfermedades transmitidas por zancudos como el Dengue y la Malaria se han disparado durante el 2010 en un 85 y 70 por ciento respectivamente con respecto al período anterior.

En el primer trimestre del año se han registrado en el país 22.153 casos de Dengue, 10.217 más que en 2009; mientras que los casos de Malaria aumentaron en 5.274 para sumar un total de 12.717. Asimismo se han observado un brote del Mal de Chagas, una enfermedad erradicada a mediados del siglo pasado, que ha causado la muerte de a un menor de 2 años y enfermado a un total de 15 personas.