www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

reseña

Santiago Muñoz Machado: Riofrío. La justicia del señor juez

viernes 18 de junio de 2010, 23:01h
Santiago Muñoz Machado: Riofrío. La justicia del señor juez. Edhasa. Barcelona, 2010. 256 páginas. 18,50 €
Riofrío es un escalofriante relato verídico sobre las perversiones que desmienten la existencia de un auténtico Estado de Derecho en nuestro país. Narrado en primera persona por el jurista Santiago Muñoz Machado, cuenta el martirio judicial en el que se vieron envueltas un grupo de personas acusadas de unos delitos fiscales que no cometieron –y de los que fueron absueltos– por culpa del capricho de un juez tristemente famoso por su sed de portadas y reconocimiento social.

Así, Muñoz Machado analiza el desarrollo del caso, un presunto fraude fiscal de casi 5.000 millones de las antiguas pesetas, que se habría cometido en la compraventa de acciones del canal Telecinco. Según la Fiscalía, los acusados habían violado la Ley de Televisión Privada que establece que ninguna persona física o jurídica puede ser titular directa o indirectamente de más del 25 por 100 del capital de una sociedad concesionaria. Entre los implicados estaban desde ciudadanos anónimos, que no habían tenido relación alguna con las empresas investigadas y que de la noche a la mañana se encontraron en medio de una pesadilla sin pies ni cabeza; hasta personajes conocidos como el ex directivo de la ONCE y ex presidente del mencionado canal, Miguel Durán, o el mismísimo Silvio Berlusconi. No en vano, según relata Muñoz Machado, el objetivo último del ex magistrado estrella de la Audiencia Nacional era sumar la cabeza del actual presidente italiano a su particular colección de celebrities enjuiciadas, para lo cual no tuvo empacho en sacarse de la manga un proceso arbitrario y sonrojante, lleno de pruebas falsas, acusaciones infundadas y chapucerías judiciales.

Con un ritmo ágil y conciso, Muñoz Machado pone sobre el tapete la desasosegante indefensión del ciudadano frente a una justicia arbitraria que se rinde ante los designios de cualquier juez que decida anteponer sus ambiciones personales y sociales, sus intereses personales o los de sus amigos, a la legalidad vigente y el respeto a las reglas que dan sustento al Estado de Derecho. Magistrados que retuercen la Ley o que, directamente, se la saltan ocultando su reiterada tendencia a la prevaricación en marañas judiciales indescifrables, convirtiendo el Estado de Derecho en una mera carcasa que sólo contiene corrupción y podredumbre en su interior.

“Si se acepta que un juez no aplique la ley, sino que desprecie o modifique a su antojo las decisiones del Parlamento, y, además, ponga al poder ejecutivo a su servicio, estará concentrando en su mano todos los poderes del Estado y arrasando, al hacerlo, todos los valores en que se basa la Constitución”, afirma Muñoz Machado en el libro. Ésta es la dictadura del señor juez.

Por Regina Martínez Idarreta
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.