www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Los cuartos de final distraen las negociaciones con la UE

El Mercosur se contagia de la "fiebre mundialista"

miércoles 30 de junio de 2010, 10:41h
El Mercosur y la Unión Europea (UE) retomaron las discusiones para un acuerdo de asociación política y comercial en medio de renovados reproches por supuestas trabas argentinas a la importación de alimentos y la "distracción mundialista" de los negociadores.
Funcionarios técnicos de ambos bloques volvieron a sentarse en torno a una mesa de negociación tras seis años de paréntesis y luego de que en mayo pasado los Veintisiete y la unión integrada por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay sellaran en Madrid un pacto político para relanzar las conversaciones iniciadas en 1999.

El ritmo del primer día de la nueva ronda, que culminará el próximo viernes, estuvo marcado por el Mundial de fútbol de Sudáfrica, que tiene a todos los socios del Mercosur clasificados para cuartos de final. El inicio de la cita se dilató hasta la finalización del partido entre Portugal y España, países que tienen representantes clave en la delegación de negociadores.

Por lo demás, el primer encuentro estuvo signado por el hermetismo. De hecho, fuentes de ambos bloques consultadas por Efe indicaron que las partes serán cuidadosas con la información que se brindará a la prensa en lo sucesivo respecto de la evolución de las conversaciones. "La orden es no filtrar nada (a los medios) porque esta será una negociación difícil y larga", se excusó un portavoz de la diplomacia argentina.

Amén de las complejidades intrínsecas de este proceso que busca crear la mayor área de libre comercio del mundo, los negociadores no quisieron hablar con la prensa sobre los renovados reclamos europeos a Argentina, país a cargo de la presidencia rotativa del Mercosur, por supuestas trabas a las importaciones de alimentos.

La Comisión Europea (CE) pidió nuevamente a Argentina que levante las supuestas restricciones y le advirtió que, en caso contrario, "se verán afectadas" las conversaciones con el Mercosur. Argentina no ha aplicado ninguna medida formal para frenar el ingreso de productos extranjeros, aunque algunos importadores se han quejado de presiones y demoras burocráticas en las tramitaciones aduaneras.

El comisario europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, sostuvo hoy en Luxemburgo que hay restricciones para los tipos de productos que Argentina también cultiva o cría localmente, lo que afecta a "casi la totalidad de las exportaciones de la UE". "Si persisten las medidas", las negociaciones con el Mercosur "se verán necesariamente afectadas", afirmó Ciolos. Ante la nueva advertencia, el Gobierno argentino volvió a negar que bloquee importaciones.

"No existen bloqueos (al comercio). Acá no hay ningún otro interés que no sea cuidar los propios productos", afirmó el jefe del gabinete de ministros argentino, Aníbal Fernández.

La ministra argentina de Industria, Débora Giorgi, ya había asegurado este lunes que "no existen" trabas a la importación de alimentos europeos y que, en todo caso, su país aplica mecanismos previstos por la Organización Mundial del Comercio para evitar el ingreso de bienes en condiciones de competencia desleal ("dumping").

El nuevo cruce por el comercio de alimentos se da en un contexto de creciente presión de colectivos agropecuarios europeos que rechazan las negociaciones con el Mercosur porque, a su juicio, un acuerdo les perjudicará frente a la competencia de los suramericanos, que están entre los mayores productores mundiales de alimentos.

También una decena de países de la UE, capitaneados por Francia, han mostrado sus serios reparos ante la negociación, que encuentra en el capítulo agrícola una de sus aristas más sensibles. Los otros capítulos de mayor complejidad son los de bienes industriales y servicios, terrenos donde los europeos han tenido tradicionalmente ambiciones de acceso a mercados que los suramericanos se han negado a conceder.

"El Mercosur asigna una gran importancia a la negociación de mejoras sustantivas para el acceso a mercado de nuestros productos exportables, así como en el aumento en los niveles de inversión europea en nuestro bloque comercial, todo lo cual repercutirá favorablemente en nuestros valores de exportaciones, inversiones y empleo", dijo la Cancillería argentina en un comunicado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.