www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Platería mexicana une a México y Canarias

miércoles 07 de julio de 2010, 18:58h
Espectacular, excepcional, formidable, maravillosa y portentosa. Así es la muestra “Plata: Forjando México”. Palabras faltan para describir con precisión la sensación que causa admirar el contenido de la magna exposición de platería novohispana, montada en el Museo Nacional del Virreinato (MUNAVI) situado en Tepotzotlán, en una magnífica colaboración cultural alcanzada entre España y México. Ha sido un gran logro alcanzado en el marco del bicentenario de la independencia del país americano que se conmemora en 2010.

La exhibición se ha logrado gracias a la generosa colaboración de diversos coleccionistas, dependencias e instituciones mexicanas y con la decidida aportación del Gobierno de Canarias, en coordinación con muy diversas instituciones del gobierno de España, otras tantas privadas españolas y especialmente, contando con el apoyo de la Universidad de Tenerife. El resultado es sorprendente.

Así, gracias a la iniciativa de la directora del MUNAVI, Dra. Cecilia Genel Velasco y con el enorme apoyo de los directivos del Instituto Nacional de Antropología e Historia así como del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes de México, la muestra ha presentado su bagaje, siendo posible además con la cuidadosa colaboración de la Dra. Alma Montero (que es bien conocida en España y México por la esplendorosa muestra “Monjas Coronadas’), quien dirigiendo un equipo de especialistas de primer orden ha conseguido con un reconocido tino, presentar un muestrario muy enriquecedor e irrepetible que despliega la opulencia artística patrimonial compartida en ambos lados del Atlántico.

Inaugurada el 5 de junio de 2010 –permaneciendo hasta el 31 de octubre siguiente–, reúne 550 piezas de platería elaboradas ricamente por orfebres novohispanos en los siglos XVIII y hasta el XIX, inclusive, que corresponden todavía al periodo virreinal mexicano; otrora muchas de esas piezas fueron encargadas y pagadas desde las Islas Canarias y arribaron al archipiélago para ser destinadas al uso litúrgico o a engrosar determinadas colecciones públicas y privadas y han regresado a México para engalanar la muestra.

La exposición de plata en comento es un verdadero descanso en tiempos de tribulaciones. Es un agasajo para el espíritu, un remanso que nos recuerda la importancia de la cultura y que advierte que la cultura está por encima de las vicisitudes mundanas. Es sin lugar a dudas, un vivo ejemplo de las excelentes relaciones hispano-mexicanas a destacar en el emblemático año 2010.

Entre las instituciones mexicanas que apoyaron hay que mencionar además del museo sede, al Instituto Politécnico Nacional y al acervo del Palacio de Minería en custodia de la UNAM, así como el emblemático Museo Franz Mayer situado en la Ciudad de México; se incorporan piezas que forman parte de colecciones privadas muy renombradas, tales como las de Margarita Garza Sada y Norma Icaza de Bejarano.

En el caso de las obras provenientes de las Islas Canarias, destacan aquellas procedentes de la Catedral de Santa Ana de Las Palmas de Gran Canaria, del Monasterio de Santa Clara y del Museo de Artes Decorativas de Laguna, en Tenerife; sin olvidarnos del Real Santuario Insular de Nuestra Señora de las Nieves, así como de distintas parroquias isleñas ubicadas en La Palma, que han prestado algún rico ejemplar de admirable composición y hechura.

Los visitantes al MUNAVI son verdaderamente privilegiados. Uno mismo al ver la muestra no puede sino externar las gracias a todas las autoridades involucradas, por permitirnos contemplar tanta majestuosidad y tanto derroche de talento labrado en un metal tan noble como la plata que, siendo mexicana, es garantía plena de magia proveniente de su calidad, asaz dúctil y maleable.

Figúrese amigo lector que se han podido montar ocho salas, una de ellas enteramente dedicada a las portentosas aportaciones de Islas Canarias. La exposición supone todo el reconocimiento a la tarea museística, pues permite valorar no únicamente la notable riqueza que supone presentar finísimas obras de platería mexicana, sino que facilita apreciar el alcance de aquellas manos prodigiosas que las elaboraron y contribuye a justipreciar la riqueza artesanal novohispana, tanto en su técnica más refinada como en su diseño más cautivador. Apuesta por la difusión del trabajo platero, el estudio de la organización gremial, los alcances de aquella actividad y la difusión de los nuevos datos que arrojan los estudios en la materia, diversificando su oferta, lo que la engrandece de manera encomiable

No es sólo que el visitante quedará apabullado al ver, verbigracia, la finura, el trazo, la rica hechura de filigrana, la formidable conservación y el brillo de cada una de las diversas piezas que componen la exhibición, sino que también testifica la magnífica técnica de conservación que hoy se aplica tanto en España como en México, no pudiendo más que maravillarse ante la evidencia.

Así pues, en un mundo convulso, la cultura nos recuerda su importancia y la preservación del acervo histórico es una feliz realidad en ambos países. Enhorabuena por esta exposición. Gracias, España. Gracias, México.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.