www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ORTEGA, MARAÑÓN, PÉREZ DE AYALA, EL REY

sábado 10 de julio de 2010, 12:58h
Hace unas semanas vi a Juan Carlos I junto a un cuadro de Pérez de Ayala, conversando con José Varela Ortega y con Gregorio Marañón Bertrán de Lis. Los nietos de Ortega y Gasset y de Marañón junto al nieto del Rey Alfonso XIII, bajo la mirada mordaz del autor de La pata de la raposa. Lo que es la vida. Ortega, Marañón y Pérez de Ayala firmaron el manifiesto que contribuyó a derribar a Alfonso XIII, si bien éste se había ganado a pulso el camino del exilio al violentar la Constitución, aceptando en 1923 el golpe de Estado de Primo de Rivera.

     
Y aquí está ahora la mejor España, la de la Monarquía de todos, que desde su exilio en Estoril, defendió Juan III, contra la dictadura Franco: el nieto del Rey destronado en amable conversación con los nietos de Ortega y Gasset y Gregorio Marañón, que destrozaron al abuelo del Monarca. Todo un símbolo.

     
Y bien. Hace un par de días se fusionaron la Fundación Ortega y Gasset y la Fundación Marañón para construir la más importante Fundación cultural de Europa. Los dos intelectuales señeros del siglo XX unidos otra vez en una acción común. El mundo de la filosofía y de las letras caminando de la mano del mundo de la ciencia. La expectación producida es muy grande y se albricia en los nuevos horizontes que se abren.

     
La inteligencia, la claridad de ideas, la tenacidad de José Varela Ortega, junto a la sagacidad y el buen sentido de Gregario Marañón han producido el milagro. España dispone ya de un instrumento de gran repercusión internacional. Es de esperar que los poderes públicos se den cuenta del alcance que en el mundo de la cultura significa lo Fundación Ortega-Marañón.

     
En el espléndido artículo que hoy publica en El Mundo, Gregorio Marañón escribe: La Fundación Ortega “cuenta, desde su prestigio, con más de quince sedes en cinco países distintos, con las bibliotecas más visitadas de la Red Iris del CSIC, más de 100 colaboradores fijos, 150 investigadores, 850 profesores y más de 2.500 alumnos”. Y añade: “Al unirse ambas Fundaciones, bajo la presidencia del profesor José Varela, el proyecto de la Ortega se enriquece con una nueva esencial dimensión científica. El conocimiento de las actuales fronteras de la biología y de la medicina resulta indispensable para poder aprehender la realidad de la condición humana, pues, como bien anticiparon ambos titulares, el verdadero humanismo es inseparable de la ciencia. Este impulso renovador, que ahora se entronca en la Ortega, añade algo más: el eco y la esperanza liberal que evocan los nombres de Ortega y Marañón”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.