www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRAS GOLEAR EN LOS DISCURSOS, RAJOY NO PASÓ DEL EMPATE EN LAS RÉPLICAS

jueves 15 de julio de 2010, 11:01h
Zapatero acudió al debate con un propósito sustancial: recuperar el terreno perdido en Cataluña. Por eso su discurso resultó endeble y a veces patético. Rajoy le endilgó una goleada considerable.

      En el turno de réplica, la cosa cambió. Zapatero hizo frente al líder popular con contundencia. Ha aprendido mucho y sabe manejar cifras y datos de forma concluyente. Rajoy estuvo mediocre, embistió las muletas tendidas y no supo decirle con claridad: “Usted no ha venido aquí a presentarnos sus planes para resolver la crisis sino a recuperar los votos que ha perdido en Cataluña, tras la sentencia del Tribunal Constitucional”.

      Una vez alcanzado el empate en las réplicas, Zapatero se dedicó ya descaradamente a conseguir que los catalanes comprendan que él va a hacer todo lo posible, a través de leyes orgánicas, para burlar la sentencia del Tribunal Constitucional. Fue un hábil trabajo, salvo que ha engañado tanto que ni Duran Lleida le cree ya.

      Zapatero es un cadáver político. Rajoy no fue ayer capaz de enterrarlo. Tras el debate, Zapatero continúa siendo un cadáver político pero de cuerpo presente.

     
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.