www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Las contradicciones de Estados Unidos, México y Cuba

Juan Federico Arriola
domingo 01 de agosto de 2010, 20:32h
La triple realidad Estados Unidos-México-Cuba es de una enorme complejidad, porque hay muchos intereses económicos y políticos entre sí sobre una devastadora diferencia social.

En Estados Unidos hay una acendrada cultura cívica, mucha gente respeta las leyes internas, pero hay una falta de respeto al derecho internacional y a los derechos humanos fuera de sus fronteras y dentro de sus fronteras las personas sin documentos oficiales son maltratadas con frecuencia. La Constitución de Estados Unidos y muchas de sus leyes son ejemplares, pero también hay leyes como la de Arizona que son racistas e injustas.

Guántanamo, moderno campo de concentración y que es el vivo ejemplo de la violación al derecho internacional y a los derechos humanos sigue abierto.

El Premio Nobel de la Paz en 2009, Barack Obama no ha cumplido con su palabra, con su compromiso de cerrar Guántanamo donde decenas de personas están privadas de su libertad so pretexto de que son terroristas, cuando las detenciones fueron arbitrarias, no se les ha seguido un proceso debido y cuando han faltado las normas elementales de justicia y de decencia. Estados Unidos no renuncia a su vocación sanguinaria de aplicar la pena de muerte y la criminalidad interna en términos reales no ha disminuido en los estados federativos que aplican dicho castigo.

México es otro caso de profunda contradicción. Al revés de Estados Unidos, México es uno de los países miembros de Naciones Unidas con mejor desempeño diplomático por la paz y la justicia. Muchss embajadores mexicanos han sido paradigma de protección internacional aunque paradójicamente en muchas ocasiones cónsules mexicanos acreditados en Estados Unidos no han sabido proteger los intereses de muchos connacionales. Hacia dentro México tiene un retroceso constitucional y legal, porque en los últimos años han existido reformas y adiciones constitucionales que atentan contra los derechos humanos, dos ejemplos el arraigo (limbo legal) que pulveriza la presunción de inocencia entre otros derechos elementales y la extinción de dominio donde se afecta a legítimos propietarios de bienes inmuebles so pretexto de combatir la criminalidad organizada.

Cuba con su revolución tan moribunda como Fidel Castro todavía presume los logros de educación -que en realidad se reduce a la alfabetización- y salud, cuando muchos cubanos no pueden leer lo que ellos quieren, cuando no hay libertad de educación real, no hay libertad de opinión y un terrible monopolio político-partidista que empaña el avance en materia de salud.

Estados Unidos y México tienen democracias deficientes, Cuba padece una dictadura feroz que ha conculcado derechos fundamentales y de segunda generación en detrimento de la vida de millones de cubanos.

México accede frente a Cuba en regresar a los cubanos que han escapado de la isla y han llegado a territorio mexicano sin importar el destino de ellos. Cuba acusa a Estados Unidos de fomentar la emigración ilegal. Estados Unidos acusa a Cuba de ser el responsable directo de la emigración ilegal que ha costado muchas vidas y México está en medio del conflicto. No hay que olvidar además de que muchos mexicanos no por razones políticas, sino estrictamente económicas emigran ilegalmente a Estados Unidos.

El fenómeno migratorio dentro de este triángulo es muy interesante de estudiar, pero es terrible padecerlo.

Obama ha mentido en compromisos importantes y demuestra que no es el ángel que muchos creyeron que era. Calderón jamás ha sido estadista, es un político en desesperación con un equipo de trabajo deficiente cada vez más impopular por su ineficiencia y los hermanos Castro son dos viejos dictadores que encarcelan cubanos por el "grave delito" de pensar libremente. Todos los cubanos liberados, son reos de conciencia, no son narcotraficantes, terroristas, secuestradores, son hombres comprometidos con la libertad.

Estados Unidos, México y Cuba merecen una clase política de mayor estatura política, ética e intelectual. La actual causa horror y mucha pena.

Juan Federico Arriola

Profesor de Derecho

Profesor de Derechos Humanos en la Universidad Iberoamericana, Ciudad de México.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios