www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

reseña

Matías Escalera Cordero: Pero no islas. Poesía de un hombre corriente desilusionado

sábado 14 de agosto de 2010, 19:31h
Matías Escalera Cordero: Pero no islas. Poesía de un hombre corriente desilusionado. Prólogo de Enrique Falcón. Germanía. Valencia, 2009. 154 páginas. 15 €
Matías Escalera lleva mucho tiempo comprometido con la literatura, con la poesía y con el hombre. Es la suya una poesía de lo cotidiano, lo que entraña sin duda una gran tragedia. Como recordaba su autor en una entrevista, “la poesía por sí misma no basta, no es un arma, como pretendió y soñó Celaya (…) La poesía no cambia la Historia, pero sí la acompaña”.

Su prologuista, Enrique Falcón, ha definido la poesía de Escalera como un sacudir y remover. Una poesía comprometida que acaba comprometiéndonos. El poeta define los poemas como “…instantáneas de esos seres asustados, confundidos, crueles, miedosos, solitarios, condenados a la incomunicación en ciudades inhabitables y delirantes; seres perdidos fatalmente en medio de un océano de desamparo. Estúpidos y ruines, quizás; pero no islas”.

Tras un poema solitario: “ A mis iguales” se da paso a tres secciones: “En primera persona”, “En segunda persona” y “En tercera persona”. Cierra con dos nuevos poemas en solitario: “A los demás” y “Elegía [burlesque]”.

Si importante es el grado de compromiso de Escalera y su visión lúcida de hombre y del mundo, no lo es menos la forma poética, que enlaza con la mejor vanguardia. De todos los poemas el mejor, en nuestra opinión, es el que da título al libro, “Islas no”, que transcribimos en su integridad:

No somos islas (islas no –gotas oceánicas– islas
solas: islas –briznas– solas
no –contra los vientos– islas –sitiadas: migas
de polvo– islas no)

No (no somos islas
solas –exhalaciones– islas –destellos– dispersas
solas islas
no –contra las negras tempestades– desperdigadas
islas no –gotas: en océanos– islas
aisladas no)

No somos islas (sitiadas pizcas –dentelladas– de polvo: aisladas
Islas –briznas– islas
islas –hebras– aisladas islas solas islas
islas –no– solas
islas cercadas –arrinconadas: quizás– contra los vientos grises
pero islas solas no)

Olas solas (perdidas olas –olislas– motas: girones
oceánicos: sí pero no islas)

Barridos –dispersos: desconcertados– por el Huracán (sí pero no islas: islas no)

Una nueva originalidad poética añade Escalera, dentro de “En tercera persona”: la utilización de la noticia periodística en francés (toma textos de Le Monde entre junio y julio de 2008: gastos militares, número de pobres en Francia, la exigencia de EE.UU. y Europa a Mercosur para que proceda al desmontaje de sus barreras proteccionistas, etc.) y su traducción poética libre que nada tiene que ver, salvo la inspiración, con la noticia original:

El chorro líquido de los gritos (líquidos: en lenguas
anudadas antes) Que escuchas
Y ves caer
Compendia
Densifica el dolor de los sufrientes
(contra los amos) Chorro incandescente cual roja colada de chillidos
De gargantas (y lenguas líquidas) fundidas (…)

Excelente e insólito poemario el de Matías Escalera dentro de un panorama de poesía tribal que mira con un ojo en derredor buscando el apoyo de sus iguales, mientras que con el otro investiga las profundidades de su ombligo.

Por Alberto Sánchez Álvarez-Insúa
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.