www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

El nuevo Diccionario de americanismos

lunes 16 de agosto de 2010, 19:03h
Ya circula por América este mamotreto que tanto promete y lo digo de verdad y con entusiasmo, denominado Diccionario de americanismos.

No es un ejemplar barato, pero sí que es una herramienta útil y eficaz para quienes requieren conocer de giros y expresiones del basto y vasto idioma español de América, en donde radica la mayoría de los hablantes de esta excelsa lengua y que ya en esfuerzos anteriores, han ido conformado una nutrida colección de glosarios que dan cuenta de la gama amplísima que supone ser nuestro idioma, enriquecido de manera portentosa e ineludible por el habla cotidiana de los países hispanohablantes.

El enorme trabajo en conjunto que hay detrás de sus páginas, nos recuerda, nos revela necesariamente que el idioma español –esta lengua que nos une, que nos comunica– hace ya siglos que traspasó el querido y entrañable umbral del solar ibérico y se ha transformado para trocarse en universal, en español antes que en castellano, que ahora requiere exaltar de una vez por todas que su amplitud y variedad es absolutamente real. Que América como siempre, tiene mucho que decir y que aportar.

Como cualquier diccionario no estará exento de carencias, de imprecisiones y alguno que otro equívoco. Mas todo ello es corregible en aras de una mejor edición. No olvidemos que no hay sobre la faz de la tierra un solo diccionario que no contenga omisiones o errores. Ninguno. El más plantado los tiene y si me apuran, a raudales. Mas ello supone actuar también con cuidado y con esmero con los cuales se pueda perfeccionar esta titánica obra. En todo caso, esperemos un esfuerzo por enmendar lo necesario, lo que redundará en ediciones todavía mejores que la que ya está disponible.

El Diccionario de americanismos con sus 2400 páginas y más de 70.000 voces, lexemas complejos, frases y locuciones, como reza su anuncio, contribuye a acercarnos de una manera encomiable a las otras expresiones de la lengua cervantina.

El ejemplar es un recorrido amplísimo por el idioma hablado en el Nuevo Mundo. Cabe recordar por un lado, que en nada altera el habla culta y universal que nos permite entendernos y que aun a mí, escribiendo desde ultramar, me puedan leer en España y viceversa sin mayores sobresaltos, espero. Lo que sí es imperioso e importante destacar es que el diccionario en comento precisa y da cuenta de manera muy extendida, de esos otros tantos giros que circulan por América y que de cuando en cuando por distintas vías tocan el idioma peninsular, y que aun no siendo ni de lejos el primer diccionario dedicado al tema, sí que contribuye a fijar y facilitar una vez más el acceso a cuantos vocablos están identificados como provenientes u originarios de América.

Ocasión digna de celebrarse, referencia más que recomendable, búsqueda necesaria, instrumento importante. Todo ello y mucho más resulta ser esta magnífica obra para quienes disfrutamos de hablar y de escribir en español. Enhorabuena por los autores, enhorabuena por quienes idearon su conformación y enhorabuena para todos los hablantes: los de ultramar y los de citramar, que ahora contamos y desde ya, con una extraordinaria fuente de consulta que adelanta la grandeza de nuestra lengua común y tanto anticipa que será bien acogida entre los círculos académicos.

Eso sí y hay que decirlo nuevamente: el Diccionario nos pertenece a todos. Y a todos nos atañe su conocimiento, su difusión y su cuidado. El idioma español no es poca cosa y los hablantes merecemos saberlo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.